Crítica literaria

El verbo leer, como el verbo amar y el verbo soñar, no soporta el modo imperativo. Jorge Luis Borges

OCTUBRE 2021

  • TANGO QUIROIDE
  • Ricardo Morelli – Edición Bilingüe Español – Francés – Styx Ediciones 2021

Título sugestivo que reúne dos significados, el de la palabra “tango”, música y danza tradicional del Río de la Plata y “quiroide”, palabra definida al comienzo del libro, como adj. Mús. Relativo a un silencio prolongado, inserto entre dos disonancias oníricas.

Lo que en este texto aparece vinculado al tango es cierto sentimiento de desencanto de la vida, decepción de una realidad que ofrece pocas satisfacciones “Aquí nada es real/ es este solo un sueño sin salida”.

Los versos expresan correspondencia entre la música, la canción, los registros de la voz, las melodías y el vacío del día “Que el verso sea música del verbo/ concierto del instinto/ arpegio que conmueve los sentidos/ ambigua melodía / síncopa tiempo contrapunto canto/ nota fundamental y acorde disonante.”

Enloquecer aparece como alternativa a un mundo hipócrita que se inscribe en la cordura. En varias oportunidades se menciona la “ experiencia intolerable de la insatisfacción”, el hastío, “el día nulo”.

Lo único que se presenta estimulante es el encuentro erótico, sexual,  que permite acercarse a la “luz”, “sumergido en las sombras/bebí de tu sexo la luz más intensa”.

El sueño, el dormir “sentir cómo se evaporan lentamente las cosas” es “vislumbrar el infinito” hasta que “Abro los ojos/ y el absurdo recomienza”.

Este poemario tiene un trabajo cuidado en su armado, vocabulario selecto y una interesante relación con la música y su universo.

El lector podrá internarse en la soledad y  también compartir los versos donde se expresa el éxtasis del amor. (Liliana Corredera)

 

  • DESARRAIGOS, entre el  Norte y el Sur
  • David Contreras
  • Cen Ediciones. Cba. 2020

Desarraigos… trata las vicisitudes de la “doble pertenencia” de David Contreras entre La Rioja y El Calafate. El poeta sintetiza diciendo es: “Palabra cruel, golpe que retumba de eco y pensamiento,/sentado a orillas del tiempo”, “Preso del desarraigo como una espina te he’i de llevar”.

Nacido en  Aimogasta, vivió su infancia y parte de su adolescencia en Río Gallegos.

En su racconto nos acerca a su tierra de origen, a la gente de su pueblo, a sus padres, a su tío vidalero, a su abuela Alejandrina. Al Carnaval y a la Chaya. A los frutos de su tierra: vides, olivares, albahaca. Al algarrobo y al coraje, valor necesario para atravesar los desafíos. A sus ancestros diaguitas y su lengua Kakán. A los colores de Aimogasta, Pomán, Andalgalá, A su querida Escuela Industrial a la que le dedicó un poema ganando  su primer concurso. Posteriormente se recibióde Arquitecto en Córdoba. Más adelante buscó un nuevo destino en el suelo desértico de la Patagonia, Pcia. de Santa Cruz.

El escritor expresa: “Vuelvo al origen hurgando remembranzas”, “con arte suelto mis semillas en poemas” y sueña: “Seguro que he de volver/ cuando florezca la chaya”. Impactado por el Folklore en coautoría realizó zambas, canciones y la chacarera del Desarraigado dedicado a  A. Colque.

El poeta abre su corazón y nos trasmite: “Entre el Norte y el Sur, perpetua es la nostalgia/ porque amo a las dos tierras que son mi querer”, “Aquí solté mis simientes en lo blanco de tu suelo… ya me siento un aoniken”. (tehuelche – del sur).

Para finalizar nada mejor  que dejarles estos versos de David Contreras: “Soy el dueño de mis sueños, mis exilios y temores….Son míos mis triunfos y mis penas de éxitos y errores. / Lo mío me pertenece, aunque mi otro yo lo esconde”.

Teresa Vaccaro 30.08

 

  • LOS ATROPELLOS DEL PODER
  • Concentración económica, mistificación política, complicidad jurídica, despotismo mediático.
  • María Virginia Ameztoy
  • Ediciones “Libros x encargo”. Bs. As. 2018.

María Virginia Ameztoy, socióloga UBA, especialista en cultura, incursiona en las circunstancias de nuestra historia reciente que tienen comienzo a fines del siglo XIX y comienzos del XX, con la irrupción del movimiento obrero industrial y el surgimiento de los sectores medios urbanos, comienza a configurarse un nuevo espacio social que genera el temor de los sectores dominantes a la pérdida de sus privilegios y los impulsa a la represión, reforzada en la década de 1930, incentivada en los sucesivos golpes militares y llevada al paroxismo con la instauración de la dictadura cívico-militar-eclesiástica de 1976.

La autora señala que se intensifica la dominación a través de la economía. El neocolonialismo asume la guerra por otros “medios”, confía más en el dominio del mercado financiero que en los misiles. Le crecen nuevas plumas al Cóndor. La concentración de los intereses deposita el poder y la riqueza cada vez en menos manos. Irrumpe una paradójica “utopía” neoliberal a la que pretenden conducir a la sociedad “teledirigida”. Señala Ameztoy como se incorporan nuevas tecnologías a la información, que regurgitan, para su beneficio, en subinformación y desinformación arrojada al ruedo para la seducción de incautos y perversos. Las medidas neoliberales de política económica arrasan con los sectores medio y bajo de la sociedad. Populismo se torna mala palabra ante el discurso mendaz que difunden las clases dominantes. Concluye la autora señalando que estamos ante el reino de la concentración económica llevada de la mano por la mistificación política con la imprescindible complicidad judicial y el agobiante monopolio del despotismo mediático (Horacio Cafferata).

 

SEPTIEMBRE 2021

  • FREYA II
  • Nidia Estela Olivera
  • Ediciones del Dock, Bs. As., 2021

En Palabras preliminares, el escritor Carlos María Romero Sosa despliega una notable prosa para ponderar Freya II. La autora define a Freya como “la diosa del amor, la fertilidad y la guerra en la mitología nórdica y germánica”.

Se puede afirmar que estos mitos son poco frecuentados en nuestro país. Por supuesto que es posible estudiar su historia en numerosos libros pero nada que ver con la amplia bibliografía y la difusión que tienen las sagas griegas y romanas (tal vez nuestro acercamiento más común a aquellos mitos provenga de las óperas de Wagner).

Luego, con acertada escritura aclara que en este segundo tomo afortunadamente

“la diosa consigue a través de proporcionarles determinados favores a los elfos el

collar tan ansiado por el cual tendría alas y conseguiría tomar su propio vuelo.”

La autora está interesada en indagar sobre los sentimientos de estos dioses a través de su propio viaje interior.

En sus poemas, Nidia Olivera aporta sencillas y bellas imágenes, tales como “vestida con el resplandor/ de una lágrima”,  o “Hay fantasmas inciertos en algunas mañanas”. Son cánticos románticos y aluden a paisajes idílicos destacando la belleza de la figura humana. [Qué] “Lloran las tinieblas/ desde el mar” se pregunta en Las flores de fuego.

Al final del libro hay un breve pero lúcido análisis sobre las Eddas (recopilaciones de historias vinculadas con la mitología nórdica).

Nidia Estela Olivera escribió numerosas obras, entre ellas Amaterasu, Puerto Molino, Maestros rotos, Sol en Piscis, Disonancias, Freya I, y figura en varias antologías, además  publicó artículos en revistas y diarios (Germán Cáceres)

 

  • CONVIVENCIA
  • Jessica Boianover
  • Editorial Copo de Nieve Bs. As. 2021

Boianover es escritora para niños, jóvenes y adultos. Especialista en bullying y editora de Niña Pez, nos invita a transitar  “Convivencia”, su primer poemario, dedicado a un “gran amor que quiso ser”. Con lenguaje sencillo, en poemas cortos, cuenta una historia de una relación de cuatro años.

Desde el primer encuentro de pasos “erráticos”, “sonrisas” y miradas, la protagonista siente que le llegó el amor con  suaves golpeteos de “pájaros carpinteros en mi cabeza”. La convivencia se hace inmediata. El departamento es un refugio para que los domingos sean alegres, con música, baile y comida casera. En ese amor, ella encuentra una cómplice para ir a la marcha Ni Una Menos, y la hijita de ambas ya aprendió a bailar y cantar “solita”. Ella se sabe “guardiana” del sueño de su nena.

Pronto se deja de bailar. Ella siente que no puede salvar ese amor y expresa: “Te regalé un cofre/ lleno de papelitos de colores…cincuenta papelitos… cincuenta manotazos de ahogado”.

Luego aparecen “las palabras calladas”, “nacen insomnios”, el llanto, el corazón partido. Una “furia” que arde por dentro. Hasta la niña a su modo dice “basta”.  El dolor se hace innombrable, agonizante, “roto a pedazos”. Ella pide que todo pase rápido porque “todo se lo llevó la convivencia”.  Muchas veces se piensa que tal vez sea mejor así, haberse separado. Después se podrán contener lágrimas. Simulará sonrisas, será la “Mami Súper” para que no sufra la hija, mientras esta “llora con hipo/ se queda dormida/ con mi voz/ y tu ausencia”.

La autora finaliza con el poema “Jueves 12 de marzo del 2020”,  diciendo: “te dejé ir/ soy libre al fin”.

Jessica Boianover logra transmitir un universo que surge desde lo más profundo  con sensibilidad y calidad poética. (Teresa Vaccaro)

 

  • CONVERSACIONES CON CARLOS PENELAS
  • Gustavo Merino        
  • Fundación Industrias Culturales Argentinas, Bs. As., 2021

Emotivo el prólogo –muy bien escrito, como el resto del libro–, en el cual Gustavo Merino ve en el poeta Carlos Penelas un hombre refinado que habla sobre diversas temáticas vinculadas con el arte, el ocio creativo y las utopías irrealizadas.

Merino actúa como una suerte de psicoanalista literario que sabe bucear en los hechos personales que anidan en la obra y en la vida de Penelas, que conducido por la brillante indagación de aquél habla de las obras de célebres escritores y de artistas pertenecientes a todo tipo de manifestación cultural.

Carlos Penelas es un ejemplo de que la cultura no está reñida con el deporte. Es un gran aficionado a la natación y el fútbol (hincha de Independiente) y opina: “…ver a Bochini, hablo de un ícono, era la Belleza que evocó Píndaro. Creo saber más de fútbol que de literatura”. Sin embargo, pese a este comentario ameno, confiesa que está desilusionado con nuestro país “…que perdió alegría, esperanza. Es parte de la corrupción, de la decadencia, de la falta de cultura”.

En resumen, un libro que gratificará a los amantes de la literatura y la cultura.

Gustavo Merino (1963, Tres de Febrero, Pcia. de Buenos Aires) es abogado y cuentista inédito. Representó a instituciones de prestigio y ejerció el periodismo. Se considera estoico y, a la vez, epicúreo. Políticamente se define como “liberal de izquierdas y filosóficamente como ácrata”.

Carlos Penelas (1946, Avellaneda, Pcia. de Buenos Aires) publicó más de treinta libros de poesía y prosa. Mereció numerosos premios. Colaboró en diarios del interior y de CABA, y también de España. (Germán Cáceres)

Share via
Copy link
Powered by Social Snap