Los atropellos del poder

Disertación de María Virginia Ameztoy en ATE Gualeguay

El pasado jueves 16 de noviembre, en el auditorio de ATE de Gualeguay, la Lic. María Virginia Ameztoy, directora  socio cultural de Desde Boedo, ofreció la disertación Los atropellos del poder. Concentración económica, misticismo político y despotismo mediático.

La exposición estuvo centrada en esos tres ejes, de evidente correlación y que –según ella define– conforman el corpus del proyecto ideológico político llevado a cabo por el gobierno ejercido a partir del 10 de diciembre de 2015. Y al cambio en la política económica, la restauración del neo conservadurismo político y el rol fundamental de los medios hegemónicos como portavoz y a la vez protagonista de ese cambio, ya que también forman parte del capital concentrado.

(CLICK SOBRE LAS FOTOGRAFÍAS PARA AMPLIARLAS)

     

     

Una sección importante de su exposición se refirió a la represión de la protesta como herramienta del proyecto económico gobernante y a la analogía entre éste y el conservadurismo implementado por la dominación oligárquica de principios del siglo XX y el neoliberalismo de Martínez de Hoz de la dictadura de 1976-1983; un modelo anti industrial, de exportación de comodities, bienes con escaso o nulo valor agregado y de importación de productos con alto valor agregado generado por la mano de obra de los trabajadores de sus países de origen.

El paralelismo entre el plan económico de la dictadura y el actual se evidencia con la eliminación de subsidios, la indiscriminada apertura comercial, la contracción de una ingente toma de deuda externa, el aumento de las tarifas de los servicios, el despido de miles de trabajadores del Estado, que deja la puerta abierta a masivos despidos en el ámbito privado, el semi congelamiento de sueldos y las limitaciones de las paritarias, entre otras grandes medidas para realizar el “cambio”. Cuando se refiere a la represión la autora menciona la persecución y muerte de Santiago Maldonado llevada a cabo por fuerzas de seguridad del Estado nacional.

Con respecto a los medios, la disertante afirma que son las nuevas plumas del cóndor haciendo referencia al Plan Cóndor de la década de 1970 implementado para sojuzgar a los pueblos de América Latina, ya que la esfera del poder, en lo sustancial, ha cambiado de manos aunque los Estados se constituyan a partir de la democracia formal. Pero el poder efectivo está concentrado en el capitalismo financiero internacional cuyos voceros son los medios masivos, hegemónicos y hegemonizantes que difunden las “bondades” del ideario neoliberal a partir de su discurso único, medios que en realidad no comunican ni informan sino que reinterpretan los hechos de la cotidianeidad traduciéndolos al idioma de la dominación.

La charla continuó con el análisis de los comienzos del siglo XXI donde fueron elegidos nuevos gobiernos democráticos en la región, de corte popular y con fuerte acento en la inclusión de las grandes mayorías. Se refuerza el Mercosur, se crea la Unasur, la Argentina se independiza del FMI, en toda la región se afianza lo nacional, se da fuerte apoyo a la industria, crece el índice de empleo y las exportaciones dejan de tener el acento puesto sólo en los bienes del sector primario de la economía, se comienzan a exportar bienes con valor agregado.

¿Cómo reaccionan los centros del poder económico frente a este nuevo escenario? El capital financiero internacional ya no puede apelar al viejo Plan Cóndor para llevar a cabo su obra devastadora, ya que la paulatina consolidación de la democracia y el repudio de los organismos de Derechos Humanos a nivel local e internacional por el terrorismo de Estado y –como señala la expositora– los crímenes de lesa humanidad, por un lado, y la falta de garantías constitucionales que invalidarían los “negocios”, por el otro, hace que los expoliadores recurran a otros medios, la violencia física se transmuta en violencia simbólica y para esto se recurre al arma más eficaz:

el discurso de los medios hegemónicos, el nuevo Plan Cóndor con los mismos objetivos y la misma sistematización del viejo pero con otro “plumaje”, apuntando al pensamiento de los receptores de su mensaje. Lanzado desde la masividad de los medios concentrados de comunicación, difusores del ideario del capital financiero internacional, el “nuevo cóndor” vuela en cada país llevado a la práctica por medio de sus personeros locales.

La autora cerró su exposición refiriéndose al actual capitalismo cultural hegemonizante que tiende a imponer una homogeneidad cultural de cuño neoliberal. Y en un país como la Argentina, en que la idea de nación se fundó a partir del geno-etnocidio, la exclusión de la ciudadanía, la deshumanización de los pueblos originarios y las dictaduras asesinas y desaparecedoras, es perentorio generar conciencia sobre las pautas discriminatorias presentes en el imaginario de muchos.

Deje su comentario...