El básquet cuervo es sensación

Por Luis Fernando Moreno

San Lorenzo cerró la fase regular con un partido inolvidable. El jueves 3 de mayo se alzó con un triunfo ante Obras por 96 a 92 tras ir perdiendo por 20 puntos y mantuvo el invicto como local.

El Ciclón tuvo un partido tremendo. Con el primer puesto asegurado antes del inicio del juego ante Obras Basket, San Lorenzo de Almagro comenzó sin su elenco titular. Nicolás Aguirre y Gabriel Deck comenzaron desde el banco de los suplentes.

La visita, desde el arranque, fue contundente y metió un parcial inicial de 12-1. Y así continuó en todo el primer cuarto, que se lo llevó por 35 a 20, con una efectividad impresionante. Hasta cerró el cuarto con un triple anotado desde atrás de la mitad de la cancha, de la mano de Tomás Zanzottera.

El segundo cuarto Obras Basket mantuvo la eficacia y diferencia, aunque con el ingreso del duo santiagueño San Lorenzo pudo emparejar las acciones y empezó a ir de menor a mayor. La primera parte siguió siendo del equipo de Núñez por 15 puntos (51-36).

Si bien en el tercer cuarto comenzó la remontada azulgrana, fue en este parcial que Obras Basket sacó su máxima diferencia (20), pero pronto el equipo de Gonzalo García ajustó la defensa y comenzó a correr la cancha para que entre Dar Tucker, Nicolás Aguirre y Gabriel Deck pudieran herir al rival y terminar el cuarto a 9 puntos.

En el cuarto final, fue todo azulgrana. San Lorenzo de Almagro mantuvo la intensidad defensiva, con Mathias Calfani y Javier Justiz muy activos debajo de los tableros, para que la remontada se dé y el Ciclón lograra pasar por primera vez al frente a falta de 2:37, con una tremenda volcada de Tucker.

Luego de estas acciones, el rival no logró reaccionar y el Ciclón mostró sus credenciales de bicampeón y líder actual para llevarse el punto por 96 a 92. Además, con esta victoria, la 30 en la temporada regular, estiró el invicto en Boedo a 44 partidos.

 

Los playoffs

Octavos de Final (Con formato 2-2-1, comienza de local el mejor ubicado en fase regular).

­El domingo 6 de mayo en Boedo comenzó con triunfo (91 a 82)

­El martes 8 de mayo en Boedo fue paliza (101 a 69).

­El viernes 11 de mayo en Mar del Plata, agónica y dolorosa derrota (85-83)

­El domingo 13 de mayo en Mar del Plata fue la consagración (69-101)

 

 

El domingo 6, también en casa, comenzaron los playoffs.

San Lorenzo se alzó con el primer triunfo en la serie (91 a 82)

El Martes 8, San Lorenzo aplastó a Peñarol por 101 a 69 y se puso a una victoria de pasar de ronda. Por momentos hubo baile y los cuervos deliraron en Boedo con el mejor equipo de América. Ahora, comenzó otro campeonato. El Ciclón sueña con el Tri.

Agónica y dolorosa derrota

San Lorenzo no jugó bien y perdió en la última pelota contra Peñarol en Mar del Plata. El 85 a 83 final alargó la serie de octavos de final a un cuarto partido que se disputó el domingo 13.

Tucker alternó buenas y malas. Sus 27 puntos no bastaron para cerrar la serie. San Lorenzo tenía que ganar en el Polideportivo Islas Malvinas para sacar pasaje a cuartos de final, pero no jugó su mejor básquet y cayó sobre la chicharra final ante un aguerrido Peñarol. Con este 85 a 83 que obtuvieron los marplatenses, la serie se estiró a un cuarto juego el domingo 13, también en La Feliz.

Gabriel Deck la rompió y San Lorenzo dejó en el camino a Peñarol.

San Lorenzo, liderado por un sensacional Gabriel Deck, le ganó 107 a 90 a Peñarol en Mar del Plata. El Ciclón sacó pasaje a cuartos de final, donde chocará con Obras Sanitarias.

La derrota del juego tres había sido durísima por el cómo, ya que Peñarol dejó con las manos vacías a San Lorenzo en la última bola de la noche. En busca de la reacción y la clasificación, los de Gonzalo García tenían que mejorar la producción, para no tener que volver a jugar en Boedo por octavos de final. Esto se logró y el 107 a 90 final metió al bicampeón en otra ronda de Playoffs.

Síntesis:

El comienzo del juego se pareció mucho al partido 3, con San Lorenzo protagonista desde el salto inicial. Con poca defensa pero empardado por un ataque demoledor (estupendo Gabriel Deck, MVP con 29 puntos), el Ciclón abrió ventajas llamativas para un partido de esta clase: sacó once en los primeros diez minutos. Lejos de intimidarse, Peñarol salió al segundo cuarto con la meta de recortar para no despedirse, y pudo llevarlo de quince a solo siete puntos, antes del entretiempo.

La segunda mitad fue un tobogán de emociones: San Lorenzo se despegó del local y parecía asunto terminado, pero una remontada del Milrayitas lo devolvió al partido, quedando a sólo tres puntos del Ciclón. Nuevamente, los que agarraron la manija para que todo el trabajo no se venga abajo, fueron Gabriel Deck y Selem Safar. El santiagueño a puro gol, y Safar con asistencias además de triples.

Entrados al último cuarto, los de Leo Gutiérrez tiraron la toalla, viendo que el mejor equipo de América estaba en una buena noche. Otra buena actuación defensiva de Joel Anthony en el juego interior, más Nicolás Aguirre en primera línea, secaron a Peñarol y quebraron el trámite en lo basquetbolístico y lo psicológico. Sobre el final, los de Boedo terminaron floreándose y aseguraron el pase a cuartos por 107 a 90.

Lo que viene:

El próximo viernes 18, en el Roberto Pando, San Lorenzo abrirá los cuartos de final contra el durísimo Obras Sanitarias. Será otra serie a cinco juegos, y los dos primeros serán en el barrio más cuervo del Planeta.

Números:

Gabriel Deck, 29 puntos – 7 rebotes – 5 asistencias

Nicolás Aguirre, 16 puntos – 11 asistencias

Selem Safar, 17 puntos (4/6 triples)

Dar Tucker, 16 puntos – 4 asistencias

 

 

Deje su comentario...