Movilización sí, paro no

Este viernes 28 de julio se realizó el plenario abierto convocado por la CGT donde se aprobó una movilización para el próximo 22 de agosto

Este viernes 28 de julio se realizó –en el miniestadio Héctor Etchar de Ferro– el plenario abierto convocado por la CGT donde se aprobaron un documento crítico y la reincorporación formal a la vida interna de la central obrera del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) y la Corriente Federal de los Trabajadores. “Estamos yendo camino a la unidad”, sostuvo Héctor Daer”.

Sin embargo, el triunvirato conductor  –Schmid, Daer, Acuña–, se tuvo que esforzar para hacerse oír e imponerse a las exclamaciones de los presentes. Los gritos de “la barra” interrumpieron las palabras  de los dirigentes con reclamos de “paro” y denuncias de “despidos y hambre”.

El documento leído, que salvo por la ausencia de un paro general no escatima críticas y puntualizaciones sobre la situación laboral, tendía, según lo expresaba un dirigente, a “emprender una lucha organizada que nos lleve a un triunfo y no a aventuras”.

De manera que, pesar de que en el plenario hubo mociones para reemplazar la marcha del 22 de agosto por un paro general, la propuesta no se impuso aunque no se descarta que tome fuerza tras las elecciones, cuando se realice el Confederal.

El bancario Sergio Palazzo (Corriente Federal y dirigente aliado a la ex presidenta), fue uno de los que exigió un paro durante su discurso, al igual que Omar Plaini (Canillitas) y Leonardo Fabré (APOPS).

 

El texto del documento aprobado por el plenario:

Por la cultura del trabajo y el pleno empleo. Por el crecimiento productivo con inclusión social. Por la defensa de la industria nacional.

El  sindicalismo  argentino  no  puede  aceptar que  los trabajadores  nuevamente seamos  la  variable  de  ajuste de un programa económico que desalienta  la producción, agudiza la pobreza, ejecuta despidos y suspensiones, mientras que, sin inversiones genuinas y productivas, se toleran altas tasas de interés haciendo crecer la especulación financiera.

No  podemos  permitir  que  los  Derechos  Laborales,  los  Convenios  colectivos  de Trabajo,  los  Sistemas  de  seguridad  Social  y  los  fueros  laborales,  valores  sociales que  nos  distinguen en el  mundo entero,   sean   avasallados,  identificados  o denunciados como un obstáculo para el desarrollo económico de nuestro país. No vamos a tolerar que desde el Poder Económico concentrado y especulativo se agiten nuevamente  las banderas de una reforma laboral que avasalle los derechos laborales  conquistados  ni propuestas  regresivas que  afecten los  Sistemas  de Jubilaciones y Pensiones y de Obras Sociales. Exigimos que los partidos políticos con representación parlamentaria se pronuncien en defensa de los derechos de los trabajadores y se comprometan a no sancionar ninguna ley que disminuya el nivel de protección social y laboral de los argentinos. No representamos  un  modelo  sindical  obstruccionista.  Creemos  en  la  alianza estratégica  y  justa  entre  el  capital  y  la  fuerza  de  trabajo  para  el desarrollo económico, productivo, laboral y social del país.

Entendemos  que el diálogo social es  una herramienta  conducente y efectiva  para construir  consensos  que  posibiliten la instrumentación de políticas públicas a través de las cuales se provea el combate   permanente a la  pobreza y la desocupación, la generación de empleo genuino, la inclusión social y la garantía de educación  y  salud  para  toda  la  población,  como  característica  de  un  modelo  de crecimiento  y  distribución  con  equidad  social  al  que  aspiramos  y  vemos  hoy  que no se cumple. Frente  a  la  persistencia  de  altos  índices  inflacionarios,  ausencia  de  inversiones productivas, caída de la actividad económica y pérdida de empleo, el movimiento obrero  organizado  ha  dado  muestras  de  responsabilidad  en  función  de  aportar  al bien común y a la paz social. Ni las decisiones del Gobierno ni el comportamiento de  los  sectores  económicos  y    financieros han respondido con similar responsabilidad. Por  eso  este Plenario  de  Secretarios  Generales  de  la  Confederación  General  del Trabajo  de  la  República  Argentina,  reunido  en  la  ciudad  de  Buenos  Aires,

RESUELVE:

1.-La  quita  o  retroceso  en  los  derechos  fundamentales  e  históricos  de  los trabajadores no serán objeto de negociación alguna.

2.-Advertimos que defenderemos la plena vigencia de la Legislación Laboral, los Convenios  Colectivos  de  Trabajo,  los  Sistemas  de  seguridad  Social,  la  Justicia Laboral y el Modelo Sindical.

3.-Nos comprometemos a proteger los puestos de trabajo existentes haciendo uso de todas  las  políticas  públicas  activas con  las  que  cuenta  el  Estado  y  nuestras organizaciones, para que cesen de inmediato los despidos y suspensiones.

4.-Condenamos y exigimos el cese de las abusivas intervenciones en los sindicatos y el intolerable e injustificado ataque a los dirigentes sindicales.

5.-Reclamamos   un   aumento   inmediato   de   los   haberes de   los   jubilados y pensionados,  y las  asignaciones  sociales  para  afrontar  los  aumentos  de  precios  y tarifas.

6.-Reclamamos  que  el  transporte  de  pasajeros  y  demás  servicios públicos, garanticen  a  los  trabajadores  eficiencia  y  tarifas  acordes  a  los  bajos  niveles  de ingresos  existentes. Consideramos,  así  como  lo  señala  la  OIT,  que  el  servicio  de transporte público no es un servicio de los denominados esenciales en jornadas de huelga. Rechazamos con ello cualquier legislación que avance contra este criterio.

7.-Alentamos una política comercial inteligente que favorezca el intercambio y la industria  nacional,  con especial  énfasis  en  la  protección  de  las  PyMES  y  con políticas  activas,  créditos  e  incentivos  fiscales,  posibilitando  así  la  defensa  de los puestos de trabajo y salarios dignos.

8.-Exigimos  transparencia  y  efectividad  en  la  política  contra  el  trabajo  no registrado  y  el desarrollo de una Inspección  Nacional  eficiente,  sin  concesiones a los poderes de toda índole que lo amparan.

9.-Realizar una movilización de todos los trabajadores el próximo 22 de agosto a la Plaza de Mayo.

10.-Convocar al Comité Central Confederal a fin de evaluar los pasos a seguir en función de nuestras demandas.

 

Buenos Aires, 28 de julio de 201

Comments are closed.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap