Brasil decime que se siente…

…Hinchar por Suiza en tu mundial. En un estadio repleto de Suizos (desconocía que en Brasil hubiera una colonia tan grande de chocolateros) Argentina atacó durante 120 minutos en donde Suiza hizo su negocio e intentó ir a penales. La terrible presión sobre Messi falló en el minuto 117 cuando el mas grande apiló a dos y, en una remake del pase de Diego a Cani en Italia 90, le dió un pase magistral a Di Maria que la mandó al fondo de la red y nos mandó a todos a Cuartos de final. Se viene Belgica y trataremos de romper con un estigma de 24 años: Meternos en semis.

fotos-gol-Di-Maria_OLEIMA20140701_0184_8
Di María sale a festejar. El cara de bancario Benaglio no lo puede creer.

Por Pablo Bellocchio |

Estallamos en un grito afónico. Un aullido ensordecedor. Un alarido rabioso. Nos sacamos la tensión de imaginarnos en los penales, jugados a suerte o verdad con un rival que jugó a no jugar. Porque si bien lo que hizo Suiza entra dentro de las reglas de la FIFA, no deberia estar avalado. Eso no es jugar al fútbol. Es algo muy parecido. Pero no tiene nada que ver. Y alguno me dirá que fue un planteo ordenado, un juego “inteligente”. ¿A que otra cosa nos va a jugar Suiza?. Al fútbol, señores. Que juegue al fútbol, porque ese mamarracho que hicieron no tiene nada que ver con el deporte que nos apasiona. Ni siquiera la tibia Irán fue tan timorata. Ellos jugaron a la contra. Por supuesto, no hicieron gala de nada maravilloso, pero jugaron a algo. Suiza salió a no jugar. A llegar a los penales. Y estuvieron a 2 minutos y medio de lograrlo. Pudieron haber pasado a cuartos. Hubiese sido una verguenza. Destaco esto porque si bien Argentina jugó un buen partido, con momentos de buen fútbol, seguimos sin poder ver al equipo que nos gustaria ver en cancha. A ese que imaginamos o que ya vimos en las eliminatorias. Y eso tiene que ver con deficiencias propias, pero tambien tiene que ver con el rival, y ayer, Suiza jugó a que Argentina no juegue al fútbol y a pesar de eso el seleccionado argentino tuvó momentos de buen pie y eso es para destacar.

Una vez saldada la observación sobre las “virtudes” del rival, hay que observar y con detenimiento, los problemas propios.

Empecemos por la defensa: Federico Fernandez tiene menos marca que un jean de Once. Desconectado, fallando por arriba y por abajo, Garay tuvo que salir a tapar sus macanas en mas de una oportunidad. ¿Será momento de hacerle un lugar a Demichelis?

En el mediocampo Gago es un agujero. Mascherano tiene que cumplir una doble tarea, marcar y distribuir la pelota. Gago no hace ni lo uno ni lo otro. Impreciso en los pases, tibio en la presión sobre el rival. Piden pista Biglia o porqué no Ricky Alvarez para juntarse con Messi y que Lio no tenga que bajar tanto para que le llegue la pelota. Lavezzi no es un ocho, Sabella. Llevaste 5 delanteros y estás desgastando al Pocho y a Palacio haciendolos jugar de volantes mientras los tenés a Maxi Rodriguez, Augusto Fernandez y Enzo Perez durmiendo la siesta.

Arriba, el Pipita Higuaín está lento. Falto de fútbol. Le cuesta entrar en ritmo después de una lesión de la que no se lo vé absolutamente recuperado. No hay un centrodelantero para el recambio, por lo que hay que bancar a nuestro nueve. Si se reencuentra con el gol, el ánimo puede cambiar.

Finalmente Sabella. Demorando cambios obvios, como la salida de Gago, recién en tiempo suplementario y poniendo un volante de contención como Biglia cuando empatabamos cero a cero en lugar de buscar creación y traslado de pelota con jugadores como Ricky Alvarez o hasta Maxi Rodriguez. Desgastando jugadores. Probando sin probar. Sin buscar variantes de ataque. Jugando a los centros con jugadores que no sienten eso. Sabella, envuelto en una pachorra de la que se ve difícil que salga.

Tambien hay motivos para ilusionarse. Algunos rendimientos vienen en alza:

Romero, a pesar de algunas jugadas dudosas viene siendo de lo mas regular del equipo, apareciendo siempre en las difíciles. Rojo, otro de los criticados antes de empezar la copa del mundo viene siendo de lo mejorcito de la selección en una posición para la que no hay recambio. Contra Suiza, fue inteligente hasta para la falta en la que lo amonestaron. Cortó una contra peligrosísima de los chocolateros. Mascherano es un tractor. Tapando todos los errores de su compañero Gago, está jugando por dos. Di María lentamente está pareciendose mas al del Real Madrid y cada vez menos al de Sudafrica 2010. Y lo mejor para el postre: Lionel Andrés. El messias no solo viene siendo el jugador que sabemos que és, sino también el lider que no suponiamos que era. Ayer hizo todo; trabó pelotas, protestó al arbitro, se pecheó con rivales, asistió en el gol y armó cada jugada ofensiva que tuvo la Argentina. Demostró que no solo juega bien cuando tiene a un Xavi o a un Iniesta al lado. Vivian diciendo que no podia ponerse un equipo al hombro. Una nueva discusión zanjada. El mas grande. Lejos.

Hazard-pelota-partido-Unidos_OLEIMA20140702_0075_15
Eden hazard; la máxima figura del fútbol belga

Pasamos a cuartos y se nos viene Belgica, un rival complicado, pero que, al menos en la previa, se supone que va a plantear un partido mas de igual a igual. Tienen con qué: Hazard, su máxima figura es volante-wing con muchísima velocidad y una gran pegada. Zabaleta va a necesitar de un volante de contención que colaboré con la marca para frenar sus avances. Romelu Lukaku es, desde hace tiempo, una promesa del fútbol belga. El delantero que milita en el Everton es un tanque altísimo, con una pegada formidable y un cabezazo supremo. Un centrodelantero noventoso,referente de área, a lo Patrick Kluivert. En el mediocampo, Fellaini, del Manchester United, es el que se encarga de la distribución del juego. Un 5 que se puede proyectar de 11 a lo Verón. En la defensa, el central Victor Kompany es el mas experimentado de la joven plantilla. Capitán del Manchester City, ordenado y aguerrido. En el arco, Courtois es simplemente el mejor arquero del mundo en la actualidad. Su última temporada en el Atlético Madrid del Cholo Simeone fue sencillamente soberbia.

Belgica, un rival con nombres propios, pero sin historia, es nuestro rival de los malditos cuartos de final, en esta copa sin cucos. Una copa que, por primera vez en mucho tiempo nos brinda un fixture accesible. Una copa en la que sin que nos sobre nada, nos alcanza para poder soñar.

 

Copy link
Powered by Social Snap