Lula libre (una realidad, no una proclama)

Luiz Inácio da Silva, quedó en libertad hoy viernes 8 de noviembre, ante la decisión del juez federal Danilo Pereira Jr. de excarcelarlo inmediatamente.

El ex presidente de Brasil permaneció 19 meses en prisión como parte de una condena –sin sentencia firme– de 8 años y 10 meses por corrupción.

La decisión actual de liberarlo, publicada a las 4:15, hora local, se produjo después de la sentencia del Tribunal Supremo (STF) del jueves 7, que determinó que las penas de prisión empezarán a cumplirse solo cuando el acusado agote todos los recursos disponibles. Citando la decisión del máximo tribunal judicial, el magistrado de ejecución de penas determinó en un fallo de menos de dos páginas que ya “no existen fundamentos para la ejecución de la sentencia”.

En sus primeras palabras en libertad el ex presidente, conmovido por las muestras de afecto de la multitud que lo fue a recibir, manifestaba:

“Queridos compañeros y compañeras, no tienen dimensión de lo que significa para mi estar hoy aquí con ustedes”.“Toda mi vida conversé con el pueblo brasileño, y no me imaginé que el día de hoy iba a estar aquí conversando con los hombres y las mujeres que durante 580 días estuvieron diciéndome ‘buen día, Lula’, ‘buenas tardes, Lula’, ‘buenas noches, Lula’, no importaba si llovía, si hacía 40 grados o si hacía cero grados, todo el santo día sus voces eran el alimento de la democracia que yo necesitaba para resistir”.

Después, el ex mandatario se tomó unos minutos para agradecer a su círculo íntimo, que trabajó por su libertad, personalidades, organizaciones sociales y su equipo de abogados y colaboradores del PT. Luego mencionó y besó a la socióloga Rosángela Da Silva, su pareja y prometida. El fundador del Partido de los Trabajadores salió de la sede de la Policía Federal de Curitiba –en la que estuvo recluido– en medio de la ovación de cientos de miles de seguidores que se habían congregado a la espera de la liberación.

La defensa del ex presidente había acudido a la prisión de Curitiba el viernes por la mañana y, tras una reunión con Lula, había hecho la solicitud formal de su liberación.

En el entorno del líder del PT aseguran que su objetivo es obtener la anulación completa del caso, con el argumento de que el ex juez Sergio Moro, artífice del Lava Jato –así llamado su juicio de condena–, no fue imparcial a la hora de juzgarlo y, como se recordará, a la hora de presentación de pruebas, afirmó no tenerlas excepto su “convicción” de que así habían sido los hechos. En efecto, el magistrado fue duramente cuestionado y más aun cuando posteriormente aceptó el ofrecimiento del actual presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que lo convirtió en ministro de Justicia de su Gobierno.

El viernes, Moro afirmó que la decisión de la suprema corte “debe ser respetada”, pero sostuvo que “continuará” defendiendo la prisión después de una condena en segunda instancia. “El Congreso puede, de todos modos, modificar la Constitución o la ley” para permitirlo de nuevo, agregó.

Uno de sus abogados, Cristiano Zanin, dijo que Lula “está muy sereno”. “La decisión de la corte suprema le dio una luz de esperanza de que pueda haber justicia. Nuestra batalla jurídica, nuestro foco, es obtener la nulidad del proceso”, concluyó.

 

En nuestro país la noticia fue recibida como parte de una oleada americana tendiente a recuperar derechos usurpados por la invasión neoliberal de los últimos años.

El presidente electo Alberto Fernández señaló en su cuenta @alferdez:

“Conmueve la fortaleza de @LulaOficial para afrontar esta persecución (solo esa definición le cabe al proceso judicial arbitrario al que fue sometido). Su entereza demuestra no solo el compromiso sino la inmensidad de ese hombre”. #LulaLivre

Por su parte la vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner hizo lo propio en @CFKArgentina:

“Cesa hoy una de las aberraciones más grandes del Lawfare en Latinoamérica: la privación ilegítima de la libertad del ex Presidente de la República Federativa de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva”. #LulaLivre.

Fuente de información: Infobae