¿En todo estás vos?

La desaparición de las Comunas subsumidas espuriamente en el fantasioso “BA Elige”, el invento PRO en el que un ignoto vecino propone para un barrio –que no tiene por qué ser el suyo– un proyecto que se impone con oscuro método, en oscuro concurso, con más oscura –aun– adjudicación. ¿Y de la descentralización comunera, qué? ¿Y del comunal presupuesto participativo, qué? ¿Y del respeto a la ley vigente 1777 de Comunas, qué?

 

Ante este estado de cosas el Movimiento Comunero ha producido la siguiente declaración.
PARA QUE EN TODO “SÍ” ESTÉS VOS

Con la reciente imposición de los códigos urbanos, a pesar de la masiva oposición de los vecinos de todos los barrios, no queda duda de que el gobierno de Rodríguez Larreta no respeta las necesidades y deseos vecinales, cuando estos chocan con los intereses de los grandes negocios. Muchas decisiones políticas más de su gobierno, tomadas contra oposiciones ciudadanas contundentes –tales como UNICABA, el traslado y agrupación de Hospitales, la privatización y venta de bienes públicos, etc.– muestran claramente porqué no quiere cumplir con la democracia participativa a que lo obliga la Constitución de la CABA.

La única Constitución del país que establece el derecho de los ciudadanos a participar institucionalmente en la elaboración de las decisiones políticas y en el control de los actos y obras públicas durante la gestión del gobierno electo, cualquiera sea su signo partidario.

Transcurridos siete años de las primeras elecciones de las Juntas Comunales, vale que nos preguntemos qué lugar ocupamos realmente los vecinos en este gobierno. Porque en el artículo 1° de nuestra Constitución de la CABA se establece que “La Ciudad Autónoma de Buenos Aires organiza sus instituciones como democracia participativa” y la Ley de Comunas 1777 se sancionó con el objeto de descentralizar la ciudad en gobiernos comunales participativos. Sin embargo aún no se les transfirieron sus competencias exclusivas, ni se les permitió ejercer las competencias concurrentes, ni mucho menos se les otorgó el presupuesto propio con el que deberían contar; el cual, como mínimo, debería ser del 5% del presupuesto de la Ciudad, lo que significaría, por ejemplo, que durante el corriente año cada Comuna debería haber contado con algo más de $ 1100 millones para mejorar veredas, calles, plazas, parques, arbolado, etc.

Como consecuencia de esta política, los Consejos Consultivos Comunales, en tanto órganos de participación popular que deben definir el plan de acción comunal, promover las demandas y propuestas de los vecinos y controlar la ejecución del presupuesto, quedan absolutamente debilitados; haciéndole perder sentido práctico a la participación vecinal, que es lo que se busca.

Habiendo pasado once años de gobiernos Pro en la ciudad durante los cuales se intentó debilitar, desdibujar y esconder la existencia de la institución clave de la democracia participativa –las Comunas– sin que los partidos opositores hayan exigido la jurisdicción presupuestaria comunal, la transferencia efectiva de funciones y recursos a las Comunas y las elecciones de Juntas Comunales en boletas separadas, el MOVIMIENTO COMUNERO, como movimiento político ciudadano que busca la implantación real y efectiva de la democracia participativa en la Ciudad de Buenos Aires:

  • Renueva su apoyo a todas las organizaciones vecinales, sociales, culturales, deportivas y de cualquier otro tipo o vecinos/as independientes que, con su protagonismo permanenteen los ámbitos públicos de la ciudad, ejercen en la práctica su voluntad democrática participativa.
  • Manifiesta su compromiso inclaudicable para que estas organizaciones participen y fortalezcan los Consejos Comunalesconvirtiéndolos en el corazón de los gobiernos barriales democrático participativos que deben ser las Comunas.
  • Expresa la necesidad imperiosa de que estos Consejos Comunales se conviertan ya, en herramientas de control ciudadanosobre los actos, obras y políticas públicas, requiriendo, entre otras cosas, el cumplimiento de las rendiciones de cuenta semestrales que establece la ley 1777.
  • Exige que las listas de candidatos a las Juntas Comunales incorporen a vecinos de reconocida actuación y trayectoria en los temas barriales, en lugar de imponerlos desde acuerdos partidarios ajenos a las luchas comunales.
  • Se compromete a impulsar que las Juntas Comunales elegidas trabajen con los Consejos Comunales, para atender realmente las necesidades y proyectos ciudadanos, desarrollando la democracia participativa en cada una de las Comunas de Buenos Aires.

En razón de los puntos expresados, y para que “en todo, SI estés vos”, exigimos:

Que la próxima elección de las Juntas Comunales se haga en boletas separadas de los otros cargos electivos, para que se visualice clara y públicamente la existencia del cuarto poder de la ciudad: las Comunas.

Que en el próximo año las Comunas cuenten con la transferencia efectiva de sus funciones exclusivas desde el gobierno central de la ciudad y con la jurisdicción presupuestaria que les permita administrar sus propios recursos para el cumplimiento de sus funciones.

 

MOVIMIENTO COMUNERO Buenos Aires, Diciembre de 2018

movimientocomunero@gmail.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *