El Gobierno porteño y un despilfarro de 20 millones de dólares

¿Y ahora que se inauguró el viaducto del San Martín, qué hacemos con el túnel de Dorrego? ¿Un shopping? ¿O van a licitar su rellenado? Por Mario Bellocchio
El túnel de Dorrego, de pronta obsolescencia, arriba del que se observa el nuevo viaducto

Una onerosa obra vial urbana –de más de 20 millones de dólares–, “prioritaria” hace una década, ha quedado inutilizada por la falta de planificación del Gobierno de la Ciudad.

La obra del túnel del cruce de Dorrego con las vías del ferrocarril San Martín se colocó entre las prioridades del recién asumido Macri en 2007 y se demoró por las desprolijidades del Gobierno porteño que no previó detalles insoslayables para los vecinos quienes obtuvieron con facilidad un amparo y audiencia pública para solventar las graves omisiones cometidas. Superados los “inconvenientes” técnicos y legislativos se inauguró dos años después, con toda la bulla posible, calificada como la obra pública que “unirá dos entrañables barrios porteños como Villa Crespo y Chacarita” sin la peligrosa y demorante barrera del San Martín.

Hasta aquí los 20.5 millones de dólares del costo presupuestado en 2007 aparecían como una buena inversión para la Ciudad sin contar los padecimientos vecinales durante el par de años de su construcción donde se rediagramó el recorrido de cuatro líneas de colectivos, se produjeron numerosos cortes en el suministro eléctrico de la zona causados por la obra y cuantiosos problemas con la circulación del tránsito y la actividad comercial del lugar.

Hace 10 años, el martes 23 de junio de 2009, el Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri y el ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chain, entre otros funcionarios, se hicieron presentes en la inauguración del nuevo túnel bajo las vías del ferrocarril San Martín. Al lugar también concurrieron vecinos que apoyaban la obra tanto como otros que reclamaban airadamente por inversiones en hospitales y escuelas públicas que hace diez años ya tenían problemas, según resulta de lo reflejado por las crónicas de la época.

Pero hete aquí, que para el bueno de Larreta –en la continuidad de la jefatura de Gobierno Pro–, la “ocurrencia” vinculada al negocio de obra pública nunca está ausente, como si se tratara del dueño de un bolichito barrial y no del Jefe de Gobierno de una de las ciudades más importantes del mundo que debe responder a una planificación urbana ordenada y previsible.

Y el filón vino de manos del “Plan integral de trenes metropolitanos”, que preveía la realización de viaductos ferroviarios elevados. Allá por 2016, el 8 de septiembre para ser más precisos, se presentó este faraónico proyecto de costosísimo mantenimiento dado los materiales a utilizar y los problemas vibratorios y de carga a que los someten las pesadas formaciones ferroviarias. Un plan que, además, introducía la controversia –y consecuente discusión– entre su evidente utilidad pública y su discutible prioridad –dado su costo sideral– en una ciudad donde los hospitales carecen “de todo” y la escuela pública padece el más deplorable abandono de que se tenga memoria.

Un grupo de vecinos de Villa del Parque y Villa Devoto, preocupados por la problemática sucedánea del resto del recorrido urbano del ferrocarril San Martín que afecta a su comuna, señalan desde el sitio “Túneles VDP y Devoto”. (https://www.facebook.com/TunelesVdPyDevoto/)

“Veinte millones de dólares (1) costó el túnel de Av. Dorrego sobre el que pasa el ferrocarril San Martín. Y en solo 8 años esa costosa obra perdió sentido. ¿Falta de planificación estratégica? ¿Decisiones apresuradas que desaprovechan los escasos recursos públicos?  (…)

Inauguración del viaducto del San Martín

El túnel de Dorrego y vías del ferrocarril San Martín fue habilitado el 24/06/09. Apenas 7 años después, el 08/09/16, fue presentado el ‘Plan integral de trenes metropolitanos’, que preveía la realización de viaductos ferroviarios elevados. El 08/06/17 comenzaron las obras del viaducto del ferrocarril San Martín, que se inauguró el 10/07/19. Pedimos la mejor obra. Lo barato salió muy caro”. 

¿Con qué argumentos se puede excusar un Gobierno serio de la ausencia de una planificación urbana integral que asegure no caer en dislates de un mínimo de 20 millones de dólares erogados por los vecinos porteños para la construcción de un túnel que en menos de diez años se torna totalmente inútil.

 

 

(1) Según el Informe anual ambiental 2009 de CABA, su presupuesto fue de $78.628.122,02 (unos U$S 20.5 millones según el cambio de ese año).

Imagen de portada: por sobre el túnel de Dorrego asoma el nuevo viaducto (gentileza de “Túneles VDP y Devoto”)