El “Castillo de Sandro”

El “Castillo de Sandro” de Boedo “Sitio de Interés cultural”

Los integrantes de la asociación Todos por la Plaza que frecuentamos la sede del club GON en Pavón 3916 siempre nos preguntábamos por un curioso edificio ubicado justo enfrente de la institución, que rompe con la arquitectura vecinal con su torre y sus almenas. Hasta que un día, el amigo Alberto Venturiello –presidente del club que nos cede sus instalaciones para deliberar– nos contó parte de la historia del inmueble vinculado a la vida y obra del célebre cantante Sandro y develó parte del “misterio”.

Ahora, legisladores del bloque oficialista acaban de presentar en la Legislatura porteña un proyecto de Resolución para declarar “Sitio de Interés Cultural de la Ciudad de Buenos Aires” al Castillo de Sandro sito en la calle Pavón 3939, en el barrio de Boedo (Comuna 5). También se plantea la instalación de una placa alusiva.

En la fundamentación del petitorio el presidente de la Comisión de Cultura legislador Omar Abboud evoca que “en 1979 Roberto Sánchez, conocido como ‘Sandro de América’, recorriendo la avenida Pavón en Boedo, vio este lote e imaginó construir allí un castillo. Al año siguiente compró el terreno, demolió la casa antigua que había allí y diseñó personalmente la construcción. Ubicada en la Av. Pavón 3939 del barrio de Boedo, Comuna 5 de la Ciudad de Buenos Aires, fue sede de su sello discográfico, lugar de sus ensayos, oficina personal y de su representante Aldo Aresi. El Castillo es un edificio de 850 m2 cubiertos, desarrollado en dos plantas, con desniveles y vitraux. Está rematado con una torre almenada y aberturas ojivales, una mezcla de estilos moriscos y españoles que le dan ese perfecto aspecto de castillo. La última vez que Sandro pisó el Castillo fue en el año 2003, cuando realizó los ensayos y grabaciones de El hombre de la rosa”, fundamenta Abboud.

Y agrega: “Sandro publicó 52 discos y vendió al menos ocho millones de copias. Su tema “Tengo” fue considerado por la revista Rolling Stone y la cadena televisiva MTV como el número 15 entre los cien mejores temas del rock argentino. Actuó en 16 películas y fue el primer latinoamericano en cantar en el Madison Square Garden. En 2005 recibió un Grammy Latino. Su historia también se puede considerar la de la industria del disco en su etapa formativa en toda América Latina, en los años 60’s”.

Y concluye la argumentación del proyecto señalando: “Sandro fue un artista de mil matices –como el mismo señalara en su célebre ‘Tengo’– y trascendió las fronteras de su país. Su obra artística recorrió varios géneros musicales: desde el rock and rol hasta las baladas románticas. a la manera de los ídolos populares más notables de la Argentina, fue un artista complejo, profesional y enigmático convirtiéndose en un mito”.