Cacerolas

CHARLAS DE FÉISBUC
Saber por qué se cacerolea

Cuando allá por 1976 al “pelado” Ramos (Julio) se le ocurrió bautizar a su “Mundo Financiero”, “Ámbito Financiero” impedido por la continuidad del registro de “Mundo” para “Editorial Haynes” –diario “El Mundo” y toda su parentela: “Mundo deportivo”, “Mundo infantil”, “Mundo agrario”, etc.–, le nació un hijo, aun vigente, cuyo nombre reflejó, de ahí en más, cuanta chismografía se pudiera obtener de los conciliábulos y mentideros políticos del momento: “Charlas de quincho”. Lejos estaba entonces el talentoso periodista de imaginar qué pasaría con el advenimiento de las “redes sociales” internetianas y las posibilidades que le habría brindado a su creatividad un quincho mediático.

Hoy la cuarentena agrega un nuevo ingrediente –obligado– al encierro y la necesidad de intercambiar figuritas contemporáneas, le suma nuevos ámbitos al clausurado café de la otra cuadra. En el celular o la compu no te atiende Guillermina como en el Margot pero tiene la ventaja de que podés convocar al amigo con solo tipear su nombre. O simplemente ver qué tema postearon para decidir en cuál te prendés (M.B.).

 

Pablo

No saben ni por qué cacerolean. Dan ganas de salir a chupar una parada de colectivo, así te la pegás de una vez y listo.

 

María Alejandra

No, ni idea tienen.

 

Elsa Aurora

Sí sabemos.

 

Pablo

Elsa Aurora, te escucho.

 

Víctor

Plata que no.

 

July

¿Tendrán un mismo organizador de eventos? ¿Cacerolazos y Motines?

 

Cynthia

Hola soy peronista, no caceroleo, igual acá no tiene que ver con la ideología política, porque esto depende de decisiones de jueces.

¿Derechos humanos para alguien que violó y mató? ¿No pensaron en el derecho que tenían sus víctimas también ? Hace tres años le mataron al único hijo de una amiga, hoy sus asesinos pasaran la cuarentena en sus casas (prisión domiciliaria). La justicia Argentina siempre fue un asco, ¡y viene así desde hace añooss!

 

Pablo

Cynthia: ya que sos peronista te pregunto ¿qué medida sanitaria sugerís que se tome con la población carcelaria? ¿Ninguna? ¿Los encerramos y que se mueran todos? ¿Hablás de que no haya derechos humanos para los presos…, no sé qué decirte. Saludos.

 

Cynthia

Pablo: ¡para nada, jamás hablé de que mueran y los abandonen!, tomar las medidas de higiene masiva, desinfección etc.

 

Joana

Pablo: hospital penitenciario para todos los presos que estén en la edad de riesgo. Con celadores y personal penitenciari Crearon varios hospitales de campaña ¿no? Uno íntegro para presos. Esta medida vacía algo las cárceles (sé que están súper pobladas y eso no es admisible). Prohibido visitas de cualquier índole. No es tan descabellado. Agrego. Más limpieza. Agrego. También soy peronista.

 

Pablo

Joana, coincido en varias cosas Joana…, la charla debería ser un poco más profunda y ahondar en otras cuestiones a lo que planteás, pero en muchas cosas coincido. Ahora, mi pregunta y a lo que iba en este posteo…, ¿vos caceroleaste hoy? Si no caceroleaste vuelvo a fojas cero. Releé por donde va mi posteo.

Si caceroleaste entendamos que el trasfondo de esta discusión no es lo que está pasando en las cárceles. Se usa eso para desestabilizar al Gobierno. ¡No seamos inocentes por favor! Esta semana éste es el mascarón de proa. La semana que viene será otro. La anterior era que se bajen el sueldo los políticos… Todos estos temas casualmente en agenda a partir de que Alberto empezó a presionar para que los que la vienen juntando con pala empiecen a ponerla. Por lo menos así lo veo yo.

 

Joana

Pablo, gracias por tu respuesta. Te considero muy inteligente a pesar de no conocerte. A tratar: soy peronista. No voté a este gobierno, ni al anterior. Suena tibio, pero voté a una minoría que sabía de antemano que no iba a ganar. ¿Cagona? Ponele. ¿Ideales? Más aún. Entiendo por dónde vas. No lo voté al actual presidente. Pero lo banco a muerte por todas las medidas que está tomando en este momento único de la humanidad. Y ni que hablar de nuestro país que arrastra años de errores de todas las políticas o colores… Sí. Lo quieren cagar. Cómo a todos los que están, estuvieron o estarán en el poder. Es así y así será siempre. Lo que no me parece es meter a todos los que cacerolearon en la misma bolsa. Yo no caceroleé porque estoy con mi hija y quiero que ella tome decisiones y no que siga mi línea. Todos somos humanos y también estamos regidos por unas reglas y leyes que se suponen justas elegidas por nuestro sistema democrático.

¡La cagás, pagás! (en criollo). Las penas hay que cumplirlas. Todos. Vos, yo o el vecino con mansión y zona norte. Ahora bien. Todos podemos contagiarnos. No está nadie seguro. Y sí. Los presos tienen derechos. Muchos no son cumplidos. Cierto. Sí, al presidente lo tratan de desestabilizar. Pero creo que ésto es un tirón de bolas a los jueces. O así se debería leer. Yo pienso en esa mamá que le violaron a su hija o hijo. En ese que le mataron a su familia. Creo que ese no cacerolea sin saber. Ese sabe. Y mucho más que yo. Yo sé de un asesino que mato a mi tío en la dictadura. Y está en una casa muy cómodo y viola cuando puede toda norma por tener más de 75 pirulos. ¡Eso sí se yo!

 

Pablo

Nadie habla de no cumplir las penas; podríamos revisar inclusive cual Foucault que estamos haciendo cuando encarcelamos a alguien. Podríamos ahondar en ese debate y seguro sacaríamos cosas jugosas. También estamos en el medio de una pandemia sin precedentes y las medidas que hay que tomar necesitan atender a la emergencia. Todo lo que planteás es incuestionable. El cómo y el cuándo hacerlo… la práxis del asunto…, ya me parece que da para poner a contrastar lo ideal con lo posible. Y eso requiere de un análisis de infinitas variables que me atrevo a arriesgar que ni vos ni yo estamos en condiciones de debatir. Quizá me apresuro a decir eso…, como me apresuré a decir que todos los que cacerolean no saben por qué lo hacen. Puede ser… Habrá siempre casos aislados de gente que con o sin razón blanden la cacerola comprendiendo por qué lo hacen…, lo que no quita es que detrás de su motivo…, válido o no, hay una utilización macabra que tiene fines espurios.

No voy a entrar en debatir tu peronismo que no votó a ninguno de estos Gobiernos peronistas. No voy a preguntarte a quién votaste. No tengo el peronómetro. Solamente te puedo hablar de mí. Y sí, voté a Néstor. Sí, voté a Cristina, cada una de las veces. Y sí, claro. Voté a Alberto. No por un acto ciego de peronchismo.

Para nada, sino porque creo en la construcción cotidiana del peronismo en su praxis…, llena de contradicciones, sí. Pero también de hechos concretos. De realidades tangibles. Y sé que del otro lado…, del otro lado están siempre esos que “juegan con cosas que no tienen repuesto”.

¿Hay un medio? Si…, lo hay…, y es sano y hasta deseable ese diálogo…, pero el riesgo de ese medio es que a veces se constituye como “la república del Pero”. Y entonces…, entre lo ideal o la nada…., entre la reforma agraria o el abismo…, siempre todo queda sin hacer. A mi dame el barro del peronismo que hace…, equivocándose a veces, claro.

 

Joana

Pablo ¡Ayyy mi nivel de peronchismo..! Tema sensible si los hay. Me tildaron de tibia en una agrupación parafraseando a mi querido General. En otra agrupación (misma índole) me tildaron de alborotadora… Tu peronómetro creo que se sulfataría acá. Foucault… Amé a ese muchacho en la Facultad. Comparar las cárceles y los colegios me parece revolucionario y corajudo. Las cárceles están mal. No la cárcel en sí. Repito es parte del sistema democrático que tenemos y que elijo ante todo con sus errores y aciertos. Ya vendrá un foquismo (guiño-guiño) que ilumine y mejore los errores. Por ahora la democracia es lo mejor que tenemos y que debemos defender. Claramente no estamos en situación de debatir ni en los lugares estratégicos de mando. Son unos zapatos que claramente no son de mi talla. Sí, por ahí te apresuraste a meter a todos en la misma bolsa.

Si hay algunos que la blanden como desestabilizadores natos pero hay muchos que la golpean con dolor y mucho sufrimiento. Los que saben lo que es perder un ser querido en manos de otro. Gracias por tu humildad en reconocer eso. Por otro lado y regresando a tu humildad te digo que te envidio. Feo y ruin. Envidia del fondo de mi ser. Desde que voto, nunca puse un sobre con convicción. Siempre “en contra de” “éste es mejor que el otro”.

Envidio tu placer al “caer en la pública” un domingo y meter ese voto con placer en la Urna. Envidia. De la mala. Acá el problema es que en la urgencia de la inmediatez nos mandemos una cagada marca Cañón. ¿Urge? Sí. Medidas. Ya. Repito mi idea. Hospital de campaña bajo sistema penitenciario. Igual a todos pero único para presos.También prefiero el barro. En las patas.

 

Claudia

Cynthia,  tengo entendido que se tomó como regla consultar previamente a las víctimas si tenían reparos en que se implemente la prisión domiciliaria. Si el juez a cargo no lo hizo habrá que hacer la queja correspondiente. Más allá del dolor Inimaginable ..

 

Joana

Espurios… Se me acaba de poner chinita la piel… Qué lindo leer palabras “difíciles” tan bien ubicadas. Faaaaa y Foucault…. Me desestabilizaste a mí. No sé si golpear una cacerola o correr a la primer unidad básica a tomar una dosis de peronismo. No está pasando en muchos casos.

 

Pablo

Me hiciste reír en voz alta. Coincido en un montón de cosas. Una vez más. No voy a entrar a discutir lo indiscutible o peor aún en tratar de agarrar lo chiquito para seguir sosteniendo el debate. Tenemos alguna que otra diferencia en el cómo o en el análisis del contexto. Finalmente, si. Creo que el riesgo mayor es mandarse una cagada grande. Ni hablar. Por otro lado es un campo tan minado de bombas que no sé qué decirte con respecto a eso tampoco. Esa posibilidad está latente a cada paso. En fin, agradecido del debate. !Abrazo!

 

Joana

¡Tablas entonces! ¡Y sin grietas! Y qué bueno que te rías en estos momentos de mierda. ¡Cucarda para mí! ¡A ensuciarse las patas señores! ¡Abrazo!