Un desprecio a la historia y al arte

Desidia y abandono en el monumento de Nora Patrich que honra la memoria de los caídos en Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955.

Allá por el año 2007 Nora Patrich solía acompañarnos  en las reuniones que Baires Popular realizaba periódicamente en la trastienda del bar Margot. Entre artistas plásticos y escritores nos contaba su proyecto de un monumento que recordara, en Plaza de Mayo, el lugar de los hechos, a las más de 300 víctimas del asesinato masivo del 16 de junio de 1955.

La obra, tal como se emplazó en 2008

 

El boceto de Nora

 

El proyecto no era una utópica idea alocada, ya tenía su boceto –que guardé y reproduzco– y la movilización respectiva para transformarlo en realidad. Tanto que poco más de un año después –el lunes 16 de junio de 2008– la presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguraba el monumento a los caídos en el bombardeo sucedido en la Plaza de Mayo, cuando Juan Domingo Perón lideraba a la Argentina en su segunda presidencia, el 16 de junio de 1955, y 34 cazabombarderos navales y de ejército descargaron más de diez toneladas de bombas y metralla sobre la histórica plaza matando a 364 personas y dejando heridas a más de mil.

Hoy el monumento, después de cuatro años de abandono y desidia, necesita de un pronto reacondicionamiento y probable re emplazamiento dada la nueva funcionalidad del lugar donde fue emplazado. Nora está tratando de hacer pública esta necesidad ante las nuevas autoridades nacionales y sentimos la necesidad de apoyarla en todo cuanto nos sea posible. Nos guían la admiración y el afecto, pero, sobre todo, la rehabilitación de una obra de arte, la única que rememora la espantosa masacre civil del 16 de junio de 1955 (M.B.).

El ruinoso estado actual del monumento (Click sobre las imágenes para ampliar)

    

Dice Nora:

Soy Nora Patrich artista plástica y autora del monumento que recuerda a los bombardeados y asesinados el 16 de junio de 1955 en Plaza de Mayo.

Dicho monumento fue emplazado el 16 de junio de 2008, con la presencia de Cristina Fernández de Kirchner –titular del Poder Ejecutivo– en la parte posterior de la Casa de Gobierno al lado de la entrada al Museo del Bicentenario. Es el único recordatorio en toda la República que rememora la barbarie desatada por aviadores militares contra el pueblo argentino, como dije, el 16 de junio de 1955 con un saldo de más de 300 víctimas fatales y más de 1.000 heridos.   

Durante los últimos cuatro años (2015-2019) el gobierno de Macri y Cambiemos no le brindó al mismo el mantenimiento adecuado e inclusive ha sido deteriorado y roto en su base y en uno de sus laterales, donde están grabados los nombres de las víctimas.  Actualmente, los despojos del monumento se ven como se atestigua en las fotos que acompaño.     

Sabiendo que en la actual coyuntura el monumento sería removido debido a reformas edilicias y urbanísticas propongo a quien corresponda, que públicamente y de forma fehaciente indique a qué lugar sería desplazado y que se comprometa a restaurarlo a su estado original nuevamente.

Es inadmisible que una obra de arte que además refleja y fija en la Memoria parte de nuestra trágica Historia contemporánea, sea tratada con tanto desprecio y ultrajada de este modo.

Sé de los valores nacionales y populares que preserva y ostenta  el actual Gobierno Nacional de Alberto Ángel Fernández y no tengo duda alguna de que tomará cartas en el asunto para que dicha desidia institucional quede sin efecto.

 Nora Patrich

DNI 11.265.693