Peajes sin barreras

Los “Peajes sin barreras” –ni cabinas, sólo sensores– ya están en la línea de largada esperando su activación prevista para abril de 2019 en su presentación en el Paseo del Bajo

Forman parte de un plan del Gobierno porteño para eliminar las barreras y las cabinas en los peajes y reemplazarlos por un servicio de “peaje dinámico”, que funcionará por medio de dispositivos electrónicos capaces de leer las placas de identificación (patentes) de los automotores.

El lunes 24 de septiembre el Boletín Oficial publicó una nueva disposición que habilita a los Registros Nacionales de la Propiedad Automotor a prestar un servicio a los concesionarios de peajes viales: las consultas a la base informática de datos de dominio que posee cada organismo. Esa información podrá ser utilizada por los concesionarios –tarifada– y prevé aranceles mínimos y máximos, a partir de la cantidad de consultas mensuales.

El objetivo es que todos los autos que transiten por las autopistas circulen sin tener que detenerse en las cabinas de peaje, medida a la que ya el Sindicato de Empleados de Comercio prestó su acuerdo, el año pasado, para la instrumentación gradual de este sistema desde 2018 al 2022, con el objetivo de que el personal de cabina no quede sin empleo y se reinserte dentro de la empresa.

Según la Disposición 335, los concesionarios de vías públicas podrán solicitar acceso a la base de datos de los Registros Nacionales de la Propiedad Automotor para el cobro de peajes a través de la utilización de la plataforma informática de Trámites a Distancia (TAD).

La disposición contempla, además, la “protección integral de los datos personales”. Por lo tanto, la información solo podrá ser utilizada para cobro de peajes.

Cómo funciona

Cuando los autos pasan por la zona de peaje los sensores instalados por las concesionarias viales captan la patente del vehículo y presentan, al cabo de la jornada el listado de los mismos en el Registro Automotor a través de un portal web –privado– al que tendrán acceso. En ese portal obtendrán información sobre el titular de la patente que utilizó el servicio para poder efectivizar el cobro del peaje.

Esta nueva tecnología de cobro de peajes debutará en la Ciudad en menos de un año. El Paseo del Bajo, que conectará las autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata y será de uso exclusivo para el tránsito pesado, será el primero en implementar en la Ciudad de Buenos Aires el peaje dinámico –free flow– a partir de abril del año que viene. Y la siguiente en sumar esta opción será la Autopista Illia hacia fines de 2019 o principios de 2020 –señalaron autoridades de AUSA.

 

 

 

Deje su comentario...