Los barrios por su nombre

Los 100 barrios porteños a los que Alberto Castillo dedicara sus mejores notas son sólo 48, frecuentemente envueltos en confusiones de errada ubicación.

Rafael Marcelo Díaz edita, desde hace años, la guía de comercios y servicios La Brújula Barrial. Y aunque nuestras publicaciones tienen distintos objetivos, compartimos diversas inquietudes. Una de ellas se refiere al uso apropiado del nombre de los barrios cuando, por falta de información o por oportunos intereses, se citan lugares de la Ciudad adjudicándolos a un barrio que no corresponde. ¡Noticieros e inmobiliarias, atentos! Marcelo opina…, y yo concuerdo (MB)

NUESTRAS PATRIAS CHICAS

El nombre de los barrios

Los 48 barrios de Buenos Aires son las unidades territoriales en las que está dividida la ciudad. Los más tradicionales derivan de las antiguas parroquias establecidas en el siglo XIX. Con el surgimiento de las comunas pensé ingenuamente que ya no quedaría margen para inventar nuevas denominaciones o límites, pero me equivoqué, la confusión de los nombres y de sus fronteras sigue presente como una odiosa maldición.

Cada barrio tiene su propia historia y características poblacionales que le imprimen estilo y costumbres únicas y son un reflejo de la diversidad cultural que subyace en la ciudad.  El sistema de descentralización del gobierno por comunas retomó los límites interbarriales ya que hay una comuna por cada barrio o barrios vecinos. Por ejemplo: La Comuna 5 la forman Almagro y Boedo; la 6, sólo Caballito y la 7, Flores y Parque Chacabuco.

La noción de “barrio” está atravesada por diversas interpretaciones. Mientras administrativamente están organizados por una ordenanza de 1968, el término adquiere distintos significados, tanto en el lenguaje popular, como en las disciplinas que los estudian. Es decir, hay lugares de la Ciudad que tienen una denominación informal para el ideario porteño: Congreso, Once, Abasto, Primera Junta, Barrio Norte, Las Cañitas o Bajo Flores, que en realidad, no son barrios oficiales, sino zonas con bautismo popular.

Es muy posible que nuestro querido lector aficionado al fútbol se sorprenda si le comento en qué barrio oficial se encuentran algunos conocidos estadios. La cancha de River Plate, conocida como Monumental de Núñez, no está en el barrio de Núñez, se halla en Belgrano, porque el límite es la avenida Udaondo. El estadio de los Bichos Colorados de La Paternal, es decir, Argentinos Juniors, no se encuentra en La Paternal, se sitúa en Villa General Mitre  y los Albos de Floresta (All Boys) poseen su cancha en el barrio de Monte Castro.

¿Ustedes alguna vez escucharon hacer referencia a estos barrios oficiales? ¡Hace más de 50 años que fueron establecidos los límites de los barrios porteños por una ordenanza municipal de 1968, confirmada en 1972! Cada cosa en su lugar, en este caso los barrios. Transcurrieron cinco décadas y muchas personas siguen ubicando estadios, clubes, instituciones de todo tipo, viviendas particulares o edificios públicos de manera errónea.

Es frecuente escuchar en los noticieros confundir el barrio de Monserrat con San Telmo o San Cristóbal. Es una pena, hoy que es más fácil informarse, tenemos la tecnología digital al alcance de la mano. Desde un teléfono móvil, tablet o PC, se puede conocer en pocos segundos los límites oficiales de un barrio porteño con sólo acceder a https://www.buenosaires.gob.ar/laciudad/barrios. ¡Qué sorpresa cuándo descubran que hace más de 50 años le están “pifiando feo” al barrio al que pertenece un lugar de la Ciudad!

Y como si la escasa intención de informar con precisión no fuera suficiente, se suma el interés comercial que ayuda a “cambiar de barrio” por conveniencia manoseando a nuestras entrañables patrias chicas.

Los campeones del “verso” del nombre de los barrios son las empresas inmobiliarias, un poquito por ignorancia y otro poquito, no tan poquito, por el deseo de vender o alquilar. Si te ofrecen un departamento en el barrio de Boedo o Parque Chacabuco a pocas cuadras del límite con Caballito, dirán que la propiedad se encuentra en Caballito. Si te alquilan un local en Villa Crespo próximo al barrio de Palermo, el local estará en Palermo. Si el edificio está en Monserrat cercano a la avenida Ingeniero Huergo por arte de magia se trasladará a Puerto Madero, si venden o alquilan en La Boca dirán que es Barracas y si está en Pompeya por algún milagro, ya no de la Virgen, será Parque Patricios. Y la lista sigue.

¡Basta, se los ruego, llamemos a nuestros barrios de la ciudad de Buenos Aires por sus nombres; la historia y la importancia internacional de esta bella metrópoli lo merece!

                                  Rafael Marcelo Díaz