Las 2 ciudades del PRO

La división de la Ciudad de Buenos Aire en dos. Por un lado, una ciudad ribereña cuyo paradigma constructivo es Puerto Madero. Y por otro, una ciudad mediterránea, construida a  espaldas del río, con un ambiente cada vez más degradado y con una profunda crisis habitacional.

Por Jonatan Emanuel Baldiviezo [1]

y Arq. Sandra Inés Sánchez [2]

 ¿Por qué rechazamos la venta de los predios del Tiro Federal?

La subasta de terrenos del Tiro Federal Argentino. El entorno ribereño para los negocios inmobiliarios

  1. Es parte del plan de apropiación del entorno ribereño por parte de la clase política-empresarial inmobiliaria.

2. Consolidar la división de la Ciudad de Buenos Aires, en dos ciudades. Por un lado, una ciudad ribereña cuyo paradigma constructivo es Puerto Madero, altos edificios suntuosos con gran porcentaje de ociosidad, excluyentes y exclusivos, que generan una barrera y una fractura que separa a la ciudad de su río, con una ribera privatizada con boliches y polos gastronómicos (Distrito Joven). Por otra parte, una ciudad mediterránea, construida a espaldas al río, con espacios verdes muy por debajo de la necesidades de la población, con todos los servicios colapsados, con un ambiente cada vez más degradado, con desigualdades espaciales y ambientales injustas, y con una profunda crisis habitacional.

3. En este plan los siguientes pasos serán: el traslado del Cenard al Parque Olímpico en el Sur y del Instituto Superior de Educación Física Enrique Romero Brest (ISEF Nº1) al Parque Sarmiento, y la posterior venta de sus tierras; la unificación de cinco hospitales en el Hospital Muñiz, uno de ellos es el Instituto de Rehabilitación Psicofísica (IREP) ubicado cerca de esta zona; la rezonificación del barrio Nuñez y el traslado de la cancha de River

4. Esta venta es parte de la mayor privatización de tierras públicas de la Ciudad (más de 350 hectáreas desde que gobierna el Pro).

5. Se está violando la protección patrimonial del predio que es Monumento Histórico Nacional.

6. Se nos dijo que se cambiaría “balas” (Tiro Federal) por “ideas” (Parque de la Innovación). Pero se otorgó a la Asociación Civil Tiro Federal Argentino 15 hectáreas de espacios verdes de la Costanera Norte, se los autorizó a subconcesionar y hacer un polo gastronómico. Además, los porteños le pagaremos una nueva sede que saldrá $500 millones. Perdemos el Tiro Federal, no recuperamos nada y además perdimos tierras en la Costanera. No cambiamos “balas”, sí perdimos espacios verdes.

7. Se autorizó por primera vez en esta última década que el pago de la tierra no sea de forma inmediata sino a 24 meses.

8. Clarín declara que se pagó US$ 1.000 el m2 y que podría vender a US$ 6.000 una vez construidos los edificios, cuando actualmente en la zona el m2 está entre US$ 3.700 y US$ 4.200. No cabe duda que es un negocio con la tierra pública. ¿Las razones?

a) El Código Urbanístico impide la construcción de torres de esta altura en la Ciudad salvo en estos predios.

b) Su diferencia en altura le permitirá tener mejores vistas que en otras áreas con visuales al Río de la Plata.

c) Será un emprendimiento dirigido al target premium.

d) El terreno estará muy cerca del futuro Parque de la Innovación.

9. El GCABA anunció que la UniCABA será localizada en el Parque de la Innovación. Para cumplir este objetivo deberá modificar la Ley N° 5.558 ya que la ciudad sólo se reservó 60.000 m2 de uso público y una universidad no se considera que es espacio de uso público como lo es un parque o una vía pública. O deberá alquilar parte del predio a los futuros compradores.

10. Otras privatizaciones en el marco de las políticas de entrega del entorno ribereño:

  • Ley N° 3.730 se otorgó permiso de uso y explotación de un sector de 10 hectáreas del Parque Jorge Newbery a la Asociación Civil Club de Amigos por 20 años.
  • Ley N° 5.796 venta del Empalme Norte también conocido como Catalinas Norte 2 (9 has.) para emprendimientos inmobiliarios.
  • Ley N° 5.797 se vendió 1.5 hectáreas de la última parcela libre de Puerto Madero, conocida como la Parcela IQ.
  • Ley N° 5.940 se dispuso la privatización de 15 hectáreas a través de un usufructo por 75 años a favor de la Asociación Civil Tiro Federal en la Costanera Norte.
  • Ley N° 5.911 venta de inmueble sobre la Avenida Libertador.
  • Ley N° 5.961 creó el Distrito Joven a través del cual se autorizó la privatización de toda la Costanera Norte, una ley a medida del polo gastronómico existente al norte de Aeroparque, de los boliches de la costanera y para la continuidad de las explotaciones comerciales de Punta Carrasco y Costa Salguero.

INFORME COMPLETO AQUÍ: https://t.co/nqTi8yz02S

 

  1. Jonatan Emanuel Baldiviezo: Abogado. Presidente del Observatorio del Derecho a la Ciudad.
  2. Sandra Inés Sánchez: Arquitecta y Doctora. Docente FADU. Investigadora del Conicet. Integrante del Observatorio del Derecho a la Ciudad.

 

¿Sabías que casi 70.000 inmuebles públicos están en riesgo de ser vendidos?

Tierras y edificios estratégicamente ubicados en la Ciudad de Buenos Aires y en todo el país, son ofertados por el actual gobierno a inversores locales e internacionales como parte de un menú de negocios millonarios para operaciones inmobiliarias de gran escala.

Después de asumir como Presidente, Mauricio Macri dictó ocho decretos para autorizar la venta de 111 inmuebles del Estado Nacional (66 ubicados en la Ciudad), a través de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) creada por el gobierno anterior. Todo esto sin mediar la aprobación del Congreso Nacional, tal como exige la Constitución Argentina en su artículo 75.

Para evitar el debate en el Congreso, Macri resucitó jurídicamente el Decreto-Ley N° 22.423 sancionado por la dictadura militar en 1981. Estando el Congreso disuelto, el gobierno de facto delegó a través de esta norma, la facultad constitucional del poder legislativo de vender tierras públicas, a la discrecionalidad del Poder Ejecutivo.

La reforma de la Constitución del año 94 dispuso que pierdan vigencia (caduquen) estas delegaciones de facultades salvo que el Congreso las prorrogue a través de la sanción de una ley. El Congreso prorrogó la vigencia de estas leyes hasta el año 2010, cuando finalmente el Decreto-Ley N° 22.423 caducó al no prorrogarse su vigencia.

El gobierno afirma que la ley sigue siendo válida porque está incluida en el Digesto Jurídico Argentino que compila todas las leyes vigentes en nuestro país. Sin embargo, la Comisión Bicameral del Digesto Jurídico Argentino, informó en abril de 2018 que el digesto no está vigente. Es decir, Macri quiere dar nueva vigencia a una ley muerta, en base a un digesto que no existe jurídicamente.

De esta manera cae el principal argumento del gobierno para sustentar estas ventas millonarias, que son absolutamente INCONSTITUCIONALES e ILEGALES, conformando así un esquema delictual.

Una sóla persona (el Presidente) NO PUEDE, NI DEBE, decidir el destino de propiedades que son PÚBLICAS (es decir, NUESTRAS), para transformar la especulación inmobiliaria en política de estado.

Las TIERRAS e INMUEBLES PÚBLICOS son un bien común y su destino debe ser determinado por leyes aprobadas en el Congreso de la Nación, que aseguren en su discusión la voluntad ciudadana.

¿Queremos que esas tierras sean destinadas a espacios verdes, escuelas, centros culturales y deportivos, y viviendas sociales, o que alimenten el negocio inmobiliario de unos pocos?

 

INFORME COMPLETO AQUÍ: http://observatoriociudad.org/?s=opinion_a&o=14

 

Deje su comentario...