La marcha por Santiago

La desaparición del joven artesano Santiago Maldonado encendió las alarmas en los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos.

Fue visto por última vez en la ruta 40, en la localidad de Cushamen (1), cuando apoyaba la protesta de la comunidad mapuche. Sus familiares señalan a Gendarmería como la fuerza represora y reclaman su pronta aparición con vida.

“El operativo de Gendarmería existió y fue ordenado por el juez frente ante una serie de hechos de violencia extrema que sucedieron en el sur”, declaraba la ministra Bullrich reconociendo que Gendarmería despejó la ruta 40 en medio de “una situación complicada y violenta”. Sin embargo puso en duda que Santiago Maldonado haya estado en el lugar cuando ocurrió el desalojo ya que “todos estaban encapuchados” –concluyó, sacudiéndose culpas, como si al detener a un encapuchado no se procediera a desencapucharlo de inmediato y averiguar su identidad.

Alrededor de las cinco de la tarde dio comienzo una marcha y concentración en Plaza de Mayo organizada por entidades políticas, sociales y de derechos humanos para reclamar la aparición con vida de Santiago Maldonado, el joven artesano del que no se tienen noticias desde el 1º de agosto cuando participaba en una protesta mapuche desalojada por Gendarmería en Chubut.

Fotografía de Hernán Zenteno

El multitudinario encuentro de reclamo se hizo oír no sólo con sus cánticos adversos a la seguridad proporcionada por el Estado que no proporciona novedades sobre el joven desaparecido, sino también a través de miles de banderas y pancartas reclamando justicia.

En la cabecera de la protesta las integrantes de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas y Taty Almeida, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y el presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales, Horacio Verbitsky, entre otros referentes de organismos de derechos humanos ocuparon el palco ubicado en el centro de la Plaza.

En el acto se leyó un documento en el que se afirma que se trató de una “desaparición forzada” responsabilizando al Estado por el hecho. Igualmente el hermano del joven, Sergio Maldonado, pidió “que aparezca Santiago lo antes posible. Santiago, te quiero ver. Queremos a Santiago con vida”.

La convocatoria a la marcha contó, además, con la participación de la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA), encabezada por Hugo Yasky.

 

El mensaje de Macri

Ayer, jueves 10, en la víspera de la marcha, el presidente Macri aseguró “Estamos trabajando a destajo para intentar ver qué es lo que pasó” y que lo hacen “sin mucha colaboración” del grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), intentando vanamente desprenderse de parte de la responsabilidad de la desaparición como si el Estado no debiera dar explicaciones sobre un suceso de estas características.

“Ayer hablé con la ministra Bullrich” –aseguró el presidente– “hay búsquedas por distintos lugares, sin colaboración de esta organización que se declara con lineamientos bastante poco democráticos y bastante violentos” –las excusas de tono patético tratando de justificar, si aparece evidencia, algún desatino de las fuerzas de seguridad, fueron pronunciadas a requerimiento periodístico en Radio La Red.

Bullrich, mientras tanto, declaró, ante una requisitoria del juez de instrucción porteño Jorge de Santo, que las fuerzas de seguridad a su cargo “no realizaron la detención” (de Maldonado), dentro del marco de la tramitación de un habeas corpus presentado por el colectivo “Encuentro Memoria Verdad y Justicia”. Igualmente, sobre el mismo tema, el juez recibió las declaraciones escritas de la Policía Federal, de Seguridad Aeroportuaria, Gendarmería y Prefectura de que “no detuvieron a Maldonado”.

Los 30000, comenzaron con 1…

 

Las precisiones de la información las suministra la agencia DyN

(1) Cushamen es una Comuna Rural cabecera del Departamento homónimo, al noroeste de la provincia del Chubut, Argentina. Cuenta con 750 hab., y está a la vera de las RP 4 y RP 35, a 70 km de El Maitén.

Deje su comentario...