¡Krisbang!

Modelar palabras, darles forma ritmo y memoria para cantar el mundo, ardua labor de poetas. Comienzos del tercer milenio, época difícil para vivir, para morir es más sencillo, siempre fue más sencillo, un corazón calla, stop. Por José Muchnik

CRÓNICAS POÉTICAS DEL TERCER MILENIO

¡Krisbang! 

Muestrario de hechos verídicos, otra mirada sobre los tiempos presentes para los habitantes del futuro. Enero 2019

No dan ganas de escuchar poetas, ya lo sé, por ese me dirijo a los habitantes del futuro (aunque no pierdo esperanzas de que algún contemporáneo también escuche, cerrar paréntesis). Insisto, aunque no sirva para nada insisto, busco arcilla en canteras del lenguaje, trato de crear vasijas ánforas cuencos…., que contener puedan dolores no pronunciados. ¡Si tan solo pudiéramos expresar el dolor del mundo! Palabras, sonidos y sentidos unidos en un mismo vuelo. Krisbang, crisis total, gran fracturación, de valores creencias sistemas. Advertencia: una gran conmoción está en ciernes, nubes negras impiden ver horizontes, pero el apocalipsis no es para mañana. Crisis (del griego Krisis) significa un momento decisivo que implicará cambios importantes, para un individuo o una sociedad, lo que requiere un diagnóstico y toma de decisiones (de krinein decidir). Que los cambios sean para bien o para mal, depende del diagnóstico que debemos formular con palabras. Trato de que comprendan porqué insisto, aunque sea inútil, en inventar vocablos. La Krisbang, crisis que está explotando, (por eso el “bang”) y se manifiesta en todos los dominios de la vida. Analizar los porqués debería ser el punto de partida 

Crisis ética, moral: Siempre las hubo “los inmorales nos han igualao” [1]. Ahora se agravaron, decenas de miles de ahogados en el mar mediterráneo, gente desesperada huyendo de guerras que los predicadores de derechos humanos desencadenan, que los ángeles de la muerte aprovisionan con armas potentes y rentables. Busquen “Guerra en Yemen”, una guerra casi oculta, si quieren pueden enterarse ¿Cuántos mueren? ¿Quiénes venden tanques y aviones? O busquen otras guerras, el negocio siempre fue muy rentable.

Decenas de miles que sucumben en el desierto hasta estrecharse contra un muro de hormigón y Border Patrols [2], mientras el gran Donald sigue trumpeando ¡Cuac! ¡Cuac! ¡Cuac! ¿Democracia? ¿Derechos humanos? ¿Poner niños en jaulas separados de sus padres?

Por eso en la base de la podredumbre está la crisis moral, porque el bien es bien y el mal es mal. Está muy mal que importe más la rentabilidad financiera que los seres humanos, que se considere a hombres y mujeres como engranajes descartables de una máquina productiva, entren en Google con las palabras apropiadas, entren y busquen “Condiciones trabajo Amazon” o “Mc Donald” o “Wall Mart” o “Carrefour”, entren y busquen “Concentración riqueza mundial”, entren y busquen “Salarios dirigentes FMI” “Banco Mundial”  “Naciones Unidas”  “Unión Europea”. Entren y descubran codicia avaricia egoísmo… Entren y descubran la falta de humanismo solidaridad fraternidad. Entonces señores predicadores de libertades y derechos humanos, comenzad por eliminar los piojos de vuestra propia cabellera. 

Crisis medioambiental: no sólo devora seres humanos, el gran Moloch [3]en busca de rentabilidad financiera devora también naturaleza, nuestra fuente de vida, aire aguas bosques se contaminan pudren incendian por un puñado de dólares. El año 2019 comenzó mal en Brasil. Vale, mayor productora mundial de hierro, Brumadinho / Minas Gerais, el dique cedió, una marea de residuos minerales arrasó viviendas, gente, árboles… ¿Muertos? ¿200? ¿300? ¿500? ¡¿Quién da más!?. Compañías mineras o petroleras contaminan aguas y recursos naturales, que se jodan campesinos cultivadores, que se jodan todos. Laguna Rodrigo de Freitas, otrora belleza de Río de Janeiro, Enero 2019 olor insoportable, peces asfixiados suben boqueando a la superficie, anoxia, falta de oxígeno resultante del calor y la contaminación. Bolsonaro respira su triunfo en Davos, anuncia que la selva Amazónica está abierta para inversiones rentables. ¡Dale que va! ¡Dale nomás! 

Crisis política: democracia percudida atacada por polillas, se la nombra para disimular metálicas armaduras. En todas latitudes, desde Turquía hasta Argentina, pasando por Rusia, Hungría, Polonia, Egipto, Brasil, Camerún, Angola (la lista está lejos de ser exhaustiva)….  ¡Y hasta en los USA! Manipulan la voluntad popular, manipulan justicia prensa, medios… Periodistas encarcelados, opositores perseguidos, gente desaparecida… Las urnas en vez de servir a los votantes sirven a los que manipulan sus votos. Jiragocracias las bautizamos (ver http://cronicaspoeticas.com/2017/12/26/jiragocracia/). En estos días Big Brother, la “gran democracia” del norte, está cocinando un golpe de estado en Venezuela.

Pretexta instalar Democracia en ese país ¿Alguien puede creerlo? Alguien puede creer que los USA, que apoyaron las dictaduras más sanguinarias en América Latina, llámense Somoza en Nicaragua, Batista en Cuba o Trujillo en la República Dominicana, que apoyaron / organizaron el golpe de estado contra Salvador Allende en Chile o contra Joao Goulart en Brasil, que sostuvieron la dictadura asesina en Argentina (1976-1983). ¿Alguien puede creer que lo que le interesa a Big Brother en Venezuela es su democracia? ¿O tal vez será su petróleo? Que quede claro señor Donald y asociados en defensa del “bien común”, son ustedes los que están socavando Democracia. Ni siquiera les queda un ogro comunista para denunciar, el comunismo chino adoptó la religión capitalista bajo túnicas diferentes. 

Crisis financiera: en general se la menciona en primer lugar, pero es el resultado de la crisis ética y moral. La prioridad absoluta a la rentabilidad financiera sobre los valores humanos condujeron a las compañías multinacionales y entidades financieras (Bancos, FMI, Fondos de Inversión, Compañías de notación…) a la complicidad con gobernantes corruptos. Abandonaron moral y ética de estadistas y gobernantes probos por la ley de la selva financiera, poco a poco fueron tejiendo la trama del engaño, pasaron de un capitalismo liberal que pretendían ejemplar a la “corrupción legal” generalizada, gracias a la creación de estructuras que permiten un saqueo fiscal descomunal, un vaciamiento de los recursos impositivos de la sociedad, a través de herramientas y figuras jurídicas diseñadas con ese propósito (firmas offshore, trusts, “guaridas fiscales”, testaferros, falsas facturaciones entre filiales…(ver http://desdeboedo.blogspot. com.ar/#!/2018/05/190-mayo-2018.html). Las “Bolsas de valores”, se transformaron en “Cuevas de especuladores”, en reductos que juegan con alzas y bajas del trigo arroz o maíz, tirando como dados al centro del tapiz el hambre de los pueblos.

Advertencia: no busquen chivos expiatorios, busquen las raíces del fracaso. Historia nos enseña que con las grandes crisis llegan las teorías complotistas y la designación de chivos expiatorios, grupos de personas o colectividades a quienes se carga con la culpa de las crisis. Salgamos entonces a cazar judíos, armenios, negros, chiitas, sunitas, inmigrantes, latinos…

El odio vomitado a diario por Donald y dirigentes de pelaje diverso, aún en la “civilizada” Europa, muestra que esta advertencia no es vana. Normal, evitar buscar las raíces del Krisbang, buscar un culpable simple para explicar crisis complejas y seguir viento en popa con Sefikill[4] y  masacres financieras.

Algunas palabras: solidaridad / fraternidad entre humanos, paz y justicia social, condenar especulación corrupción / codicia desmedida, cuidar de la madre natura…, algunas pocas palabras para fundar otra ética / otra moral, para fundar otras políticas, otras economías, otro tipo de sociedades y de relaciones entre las mismas. Palabras de poeta utópico, ya lo sé. No pierdo esperanzas de que algún contemporáneo escuche. Al menos a Ustedes, habitantes del futuro, les quedan estos testimonios, tal vez de algo sirvan.

 

  1. Enrique Santos Discépolo en el tango “Cambalache”.
  2. Border Patrol: Policía de frontera en USA.
  3. Moloch: En la biblia, divinidad maléfica a la cual le ofrecían sacrificios humanos. En la película “Metrópolis” realizada por Fritz Lang, Moloch representa una máquina monstruosa a la cual son sacrificados los trabajadores en el “culto” capitalista.
  4. SEFIKILL : SErial FInancial KILLers, editorial CICCUS, Buenos Aires, 2014.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *