Hace 60 años, el Che

La legendaria fotografía del Che, que el 5 de marzo pasado cumplió 60 años de haber sido captada, traspasó las fronteras.

Hoy es más que una imagen, es la identificación de una lucha común en distintas regiones del planeta.

Entre las cientos de imágenes que el fotógrafo cubano Alberto Díaz, conocido como Korda, capturó con su cámara durante la Revolución Cubana, hubo una que, dentro de tantas sobresalientes, se hizo leyenda: la histórica foto del Che, tomada hace 60 años, el 5 de marzo de 1960.

 

La historia detrás de la fotografía

La imagen fue bautizada por su autor como “Guerrillero heroico”,  y es considerada por los críticos como uno de los diez mejores retratos fotográficos de todos los tiempos. Además es, hasta el día de hoy, la fotografía más reproducida de la historia.

Korda captó la serena y firme mirada de Ernesto “Che” Guevara, uno de los líderes de la Revolución Cubana, el 5 de marzo de 1960, mientras el guerrillero miraba pasar el cortejo fúnebre de las víctimas de la explosión del vapor La Coubre [1], que murieron por un atentado de la CIA estadounidense en la isla.

La imagen fue publicada en 1961, y alcanzó fama en 1968, tras la muerte del Che en Bolivia, cuando el editor italiano Giangiacomo Feltrinelli convirtió en afiches varias de las fotografías de Korda, entre ellas la del “Guerrillero heroico”, para llevarlas a Europa y alentar la lucha de los movimientos sociales de 1968 en ese continente, donde la imagen se catapultó.

El impacto de la fotografía fue tal que rápidamente corrió por el mundo, llegando a convertirse en un ícono de la lucha de los pueblos pobres. El dato: Korda era un fotógrafo de izquierda que compartía los principios de la Revolución Cubana, por lo tanto, nunca cobró por derechos de autor. La única vez que reclamó su autoría sobre la foto fue para prohibir su uso por parte de una marca de vodka

Los negativos originales de ambas fotos

Según contó Korda, muchos años después, la foto la tomó solo en un minuto y medio, porque el guerrillero se hallaba en ese momento junto al resto de sus compañeros, detrás de Fidel Castro, y solo se asomó un instante a ver el paso fúnebre. “Me impresionó su mirada de pura ira por las muertes ocurridas el día anterior», dijo el artista cubano, que no dudó en retratarlo con su lente, dos veces: una horizontal y otra vertical. La que decidió usar fue la primera, porque en la segunda asomaba la cabeza de alguien detrás del hombro del Che”, contó.

Rui Borges    @homo_viator

05.03.1960 Alberto Korda, La Habana, Cuba,

 

 

La foto del Che como símbolo de lucha en el mundo

El uso del rostro del Che como objeto comercial fue una respuesta por parte de empresarios ante la representatividad y fuerza que tenía la imagen entre los pueblos. Para contrarrestar el icono revolucionario en el que se había convertido la imagen, el capitalismo la incorporó como parte de su oferta de consumo, estampándola en diferentes vestuarios como camisetas y gorras; además de otros artículos y objetos de uso cotidiano.

Sin embargo, la estrategia de explotación comercial no mermó su verdadera esencia y hasta el día de hoy la imagen es vinculada con las luchas sociales y las causas justas de la izquierda en el mundo.

El rostro es un modo de identificación y reconocimiento popular, su significación ya no solo abarca a la lucha cubana sino que simboliza todo lo que engloba el concepto “Revolución”.

El Che ha sido enarbolado desde las luchas de los movimientos sociales de 1968 en varios países del mundo, hasta nuestros días. En Países como Turquía, Libia, Siria y Palestina lo cargan en banderas y pintan su rostro en los muros de sus ciudades. Asimismo, su paso por África también sentó un precedente adicional, y en el llamado continente negro, la imagen legendaria de su rostro encabeza las luchas sociales de los pueblos más golpeados del planeta.

En la América que lo vio nacer, su mirada al infinito se reproduce en marchas y protestas de Argentina, Chile, Bolivia, Venezuela, México, Brasil, en el Caribe y hasta en el mismo Estados Unidos.

Korda junto a la legendaria imagen. | Fuente: TodoCuba

Muchos líderes de la izquierda latinoamericana y mundial han lucido con respeto y admiración su imagen, identificándose universalmente con las batallas de los pueblos unidos, porque como decía el Che: “La revolución es algo que se lleva en el alma, no en la boca para vivir de ella”. Y es que su rostro traspasó las fronteras; hoy es más que una fotografía, es la identificación de una lucha común en distintas regiones del planeta.

 

Publicado originalmente en teleSUR (https://www.telesurtv.net/news/fotografia-che-simbolo-luchahistoria-alberto-korda)

Comentario de la publicación original: “Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero sí de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo”.

TeleSUR

La clásica imagen, La Habana, 1960. | Foto: Alberto Korda.

 

[1] La historia de la voladura del vapor La Coubre se relata a continuación.

La Coubre

El vapor La Coubre fue un buque de origen francés que fue objeto de sabotaje en el puerto de La Habana el 4 de marzo de 1960 cuando transportaba armas y municiones. Tuvieron lugar dos explosiones que produjeron cerca de un centenar de muertos y doscientos heridos. Las autoridades cubanas lo denunciaron como un acto terrorista de la CIA.

A las 3:10 de la tarde del 4 de marzo de 1960, el carguero La Coubre, un barco de 4310 toneladas que transportaba 76 toneladas de municiones belgas desde el puerto de Amberes, estalló mientras descargaba en el Puerto de La Habana. La descarga de cargas peligrosas directamente en el muelle era contraria a las ordenanzas. En estos casos, los barcos debían amarrar en el centro del puerto y su carga sería llevada hasta el muelle en barcazas[2]?. La decisión de descargar a La Coubre directamente al muelle Tallapiedra aparentemente fue de Raúl Castro, el Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba (FAR).

En el momento de la explosión, Che Guevara estaba en una reunión en el edificio del Instituto Nacional de Reforma Agraria. Después de escuchar la explosión y ver la nube de polvo subiendo sobre La Habana, se dirigió hasta el lugar del atentado terrorista y pasó las siguientes horas prestando atención médica a los obreros y soldados heridos, muchos de ellos con lesiones fatales [3].?

Treinta minutos después de la primera explosión, mientras cientos de personas estaban involucradas en una operación de rescate organizada por las FAR, tuvo lugar una segunda explosión, aún más poderosa, que tuvo como víctimas a las personas que voluntariamente fueron a socorrer a los heridos. Aun cuando la cifra exacta se desconoce, se estima que murieron entre 75 y 100 personas y fueron heridas otras doscientas. No obstante, otras fuentes manejan cifras bastante superiores.

La Coubre fue conducida a un dique seco. Regresó a servicio activo con la compañía francesa Compagnie Générale Transatlantique hasta 1972, cuando fue vendida a una compañía naviera en Chipre siendo rebautizado Barbara.

El sabotaje estuvo organizado desde los EEUU. Existen datos de que agencias de ese país fueron las responsables de este hecho con el objetivo de sabotear el abastecimiento cubano de armas y municiones de terceros países y así dejar a Cuba indefensa ante una ofensiva orquestada desde Washington, (la cual se materializó finalmente en la invasión de Bahía de Cochinos) en internet se pueden encontrar documentos desclasificados de la CIA en donde se efectúa la maniobra de invasión]. En concreto, en este acto de sabotaje estuvo vinculado William Alexander Morgan, actuando bajo órdenes de la CIA y su Operación 40 [4].?

( https://es.wikipedia. org/wiki/La_Coubre )

Referencias

Notas

  1. Fursenko, Aleksandr and Timothy J. Naftali. One Hell of a Gamble: Khrushchev, Castro, and Kennedy, 1958-1964, New York: 1998, W.W. Norton & Company, Inc., p. 40.
  2. 04 March 1960“. Che en el tiempo, acceso el 27 de septiembre de 2006
  3. “Dockworker set ship blast in Havana, American claims” (“Trabajador portuario provocó explosión de barco en La Habana, afirmaciones estadounidenses”). Miami Herald, online at www.latinamericanstudies.org, acceso el 19 de marzo de 2006.