GM Rosario: 350 despidos encubiertos

El 20 de abril los trabajadores de General Motors Rosario marchamos a Buenos Aires a reclamarle a Triaca y al Gobierno Nacional.

Mañana jueves 20 de abril los trabajadores de General Motors Rosario marcharán hacia Buenos Aires, según manifiestan, “a reclamarle a Triaca y al Gobierno Nacional”.

“Luego de 40 días de conflicto y ante la falta de respuestas del gobierno de la provincia de Santa Fe y del Ministerio de Trabajo provincial, los trabajadores de GM decidimos viajar a Buenos Aires para llevar nuestra pelea al centro del poder político del país” –explican.

El conflicto se desató luego de que el gremio SMATA junto a la empresa GM firmaron un acuerdo que suspende y luego despide a 350 trabajadores de la planta de Alvear, Rosario. Según manifiestan los trabajadores

“este acuerdo es ilegal bajo todo punto de vista, ya que se implementó sin estar homologado por el Ministerio de Trabajo, sin que la empresa justifique crisis alguna ni baja de producción y además fue firmado por un cuerpo de delegados que no representa a los trabajadores de GM, que en una masiva asamblea votaron destituirlo. Además, hasta el momento el Ministerio de Trabajo nacional nos viene negando a los trabajadores y a nuestros abogados que podamos acceder al expediente”.

El personal de General Motors Rosario ha realizado –según comunican– cuatro asambleas masivas en la planta que da trabajo a más de 1500 trabajadores, los que rechazaron de plano el acuerdo denunciando los aumentos de los ritmos de producción –y las lesiones que esto produce– con el aval del servicio médico de la empresa.

Las primeras medidas al respecto se hicieron notar con el paro del día 30 de marzo, que se reiteró el 6 de abril en la totalidad de la planta con la adhesión de los compañeros no suspendidos.

Luego de agotar esas instancias y de que el Ministerio de Trabajo provincial se declarara incompetente para intervenir, los trabajadores decidieron unánimemente llevar los reclamos a Buenos Aires para exigirle al ministro Triaca que reconozca a los suspendidos como interlocutores y los reciba, ya que “nuestro sindicato fue quien firmó el acuerdo de suspensiones-despidos y no se presentó a ninguna de las audiencias en el Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe”.

“Por eso, le solicitamos al gobierno nacional el espacio al diálogo para, de manera conjunta, poder evitar la desvinculación de los 350 trabajadores y sus familias”.

Igualmente, se solidarizan con el repudio a la represión a los docentes y los que salen a la calle a luchar. Y manifiestan su adhesión a los cortes en la Panamericana, Puente Pueyrredón y los trabajadores de AGR. Agregan que “Esta avanzada represiva y los intentos de desprestigiar a los que salen a pelear ya se llevó la vida de un trabajador del cordón industrial de San Lorenzo atropellado por un camión en un piquete, tal como lo sufrimos los trabajadores de GM”. Se refieren a la movilización al Ministerio de Trabajo en Rosario, que dejó tres compañeros lesionados por un automovilista que embistió al grupo reclamante.

Finalmente, los trabajadores de General Motors Rosario convocan a “todas las organizaciones sindicales, políticas, de DDHH, dirigentes, concejales, diputados provinciales y nacionales, medios de comunicación y trabajadores en general a acompañarnos el próximo jueves 20 en la movilización al Ministerio de Trabajo de la Nación”, proclamando la consigna:

“¡Abajo el acuerdo GM-SMATA que deja 350 familias en la calle! ¡Por nuevas elecciones de delegados en GM!”. Firman los “Trabajadores de General Motors en lucha”.

 

Deje su comentario...