El San Juan entre la tragedia y la maniobra política

Mientras el canciller asegura que “la vuelta de la Argentina al mundo” proveyó ayuda internacional, desde la oposición señalan que el proyecto de acciones militares conjuntas que quedó bloqueado en la cámara de Diputados se destrabaría “idealmente” con este suceso. En el ínterin 44 vidas humanas y la angustia de sus familiares se ven expuestos a los vaivenes del juego político.

El canciller Jorge Faurie destacó este miércoles “el impresionante apoyo que Argentina recibió del exterior” en la búsqueda del submarino ARA San Juan, que permitió acceder a “medios técnicos” para intentar dar con la nave.

En declaraciones a Radio Mitre, el funcionario admitió que la desaparición de la nave “es realmente un hecho inédito en la historia Argentina” y agradeció la ayuda espontánea de los “países amigos”.

Faurie aseguró que “la vuelta de la Argentina al mundo” permitió que muchos países ofrecieran su apoyo para encontrar al submarino. “Todo el mundo está comprometido en la búsqueda del ARA San Juan”, enfatizó.

La búsqueda del submarino, desaparecido en el Atlántico sur, ingresó en una fase crítica debido a que, en caso de que no haya podido emerger o utilizar el snorkel desde la semana pasada (se cumplen hoy –miércoles 22– 7 días de la última comunicación), la tripulación integrada por 44 personas estaría por enfrentar limitaciones en el suministro de oxígeno, dijo la Armada Argentina a través de su jefe de prensa, el capitán de navío Enrique Balbi.

En tanto, crece la inquietud y la angustia entre familiares de los tripulantes, algunos de los cuales sufrieron descompensaciones en Mar del Plata, donde se encuentran asistidos por psicólogos, psiquiatras y médicos clínicos.

El operativo rescate está en marcha. Desde Comodoro Rivadavia zarparon los buques “Skandi Patagonia” y “Sophie Siem”, que llevan a bordo material de alta tecnología del Escuadrón de Rescate de Submarinos de las fuerzas navales de los Estados Unidos.

Ambas embarcaciones se dirigen en estos momentos a la “zona de búsqueda”, donde se estima que puede llegar a estar el submarino.

Dicha búsqueda se concentra en un área de 20 kilómetros cuadrados, a unos 360 kilómetros de la Península de Valdés, donde el lunes se reportaron ruidos que en principio se descartaron que sean del submarino.

La búsqueda del ARA San Juan se inició el miércoles pasado luego de la última comunicación recibida desde el submarino en la que informaba una avería en sus baterías y que emprendía regreso hacia su base en Mar del Plata, luego de haber partido desde Ushuaia.

(Publicado en Infobae, miércoles 22/11/2017)

 

Macri promueve ingreso de fuerzas militares extranjeras en suelo y mar argentino. La hipótesis del retorno de yanquis y británicos a nuestras aguas. ¿Cuál es el trasfondo de la insólita desaparición de un submarino en aguas argentinas?

Por Alfredo Barros

El submarino ARA San Juan, con 44 tripulantes a bordo, perdió la comunicación el pasado miércoles por la mañana. La última posición que quedó registrada es la de la zona del golfo de San Jorge, al sudeste de la península Valdés, en la Patagonia argentina. Concretamente, a 430 kilómetros de la costa, según confirmaron desde la Armada. El ‘San Juan’ estaba viajando de la Base Naval de Ushuaia, la más austral del país, a la de Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires, donde tiene su apostadero.

A partir de allí, se lanzó una intensa búsqueda sin resultados positivos hasta el momento. Para el operativo de rescate, se alistaron numerosas naves de bandera argentina pero también de bandera uruguaya, brasileña, chilena, norteamericanas e inglesas.

Hasta el momento se desconoce la causa de la desaparición del submarino. Algunas fuentes sospechan de una posible operación política a gran escala.

 

Aprobación del Senado, rechazo de Diputados

El presidente Mauricio Macri envió al Congreso en septiembre pasado un proyecto de ley con un conjunto de 23 ejercicios militares polémicos: varios de ellos violarían la Ley de Defensa Nacional y de Seguridad interior.

El jueves (07/09) el Senado de la Nación le dio media sanción al proyecto enviado por el Ministerio de Defensa (a propuesta de la Armada Argentina) de permitir el ingreso de tropas norteamericanas al territorio nacional para llevar adelante un ejercicio combinado denominado “Cormorán”.

La aprobación por parte de la Cámara Alta registra voces en contra. De hecho, la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Autónoma de Río Negro cuestionó la aprobación, exigiendo a los diputados de su provincia que no voten a favor del proyecto. Según el dirigente Rodolfo Aguiar el proyecto busca en forma secreta proteger los intereses de “los Benetton y los Lewis” en la región.

La acusación se da en un contexto muy particular: Las grandes extensiones territoriales de la Patagonia son parte del debate que a nivel nacional se da en torno a la desaparición de Santiago Maldonado, un joven de 28 años que formaba parte de una manifestación de pueblos originarios que fue desalojada de la Ruta Nacional N° 40 en Chubut por la Gendarmería.

El proyecto de acciones militares conjuntas quedó bloqueado en la cámara de Diputados, donde en la Comisión de Defensa tenía el visto bueno del bloque de Cambiemos pero el veto de la oposición que es mayoría.

 

Preparando el terreno para la injerencia extranjera

¿Será posible que detrás de lo que puede llegar a ser una tragedia se esconda un apriete a los legisladores para que aprueben la ley propuesta por Macri?

“Aquí van a hacer atentados de ‘falsa bandera’. Esto es lo que denuncio desde ahora. Están preparando aterrorizar a la población… Están preparando el terreno para que la gente pida a gritos que intervengan, que entren al territorio nacional… tenemos que impedir eso como sea porque es una pérdida de soberanía”, manifestó duramente la periodista y analista internacional Stella Calloni.

Un informe de la cadena internacional de noticias Hispan TV daba cuenta de la situación el pasado viernes 17 de octubre de 2017.

El diputado nacional Gustavo Carmona (Frente para la Victoria – Mendoza), protagonista del rechazo en el Congreso a las operaciones militares conjuntas, también ya había alertado sobre las maniobras del gobierno nacional en septiembre pasado.

El legislador fijo posición sobre los ejercicios militares entre EE.UU. y Argentina a la que se agregó Inglaterra a último momento.

El capítulo final de esta historia aún se está escribiendo.

 

Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

FUENTES: PAJAROROJO / HISPAN TV / AN BARILOCHE / CONCLUSION / LANUEVACOMUNA.COM

 

 

 

 

 

Deje su comentario...