El rescate del Cine-teatro Urquiza

Después de cinco años de lucha, los vecinos de Parque de los Patricios recuperaron el Cine-teatro Urquiza de su deterioro como supermercado y lo rehabilitan en su histórico uso cultural.
El interior de la sala como fondo de una convocatoria

Cinco años pasaron desde los comienzos de las negociaciones que acaban de culminar felizmente entre los vecinos de Parque de los Patricios, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y Establecimientos Campana S.A. firmadas ante el Tribunal Superior de Justicia porteño, un acuerdo en el que el propietario se compromete a incluir una sala de cine teatro y otras actividades dentro del emprendimiento que desarrollarán en común con la finalidad de recuperar al Cine Teatro Urquiza para su uso cultural original.

Para llegar a este punto hubo acuerdo de la Dirección General de Interpretación Urbanística (DGIUR) Cultura GCABA y Procuración General del GCABA para que el emprendimiento a llevar a cabo por el propietario, incluya salas de cine y actividades culturales, mantenimiento de fachada y participación vecinal en las actividades culturales a desarrollarse.

A su vez el Gobierno porteño, a través del Ministerio de Cultura representado por el ministro Enrique Avogadro, se comprometió a poner a disposición de los vecinos las convocatorias de las líneas y programas culturales vigentes.

Con la homologación del acuerdo los vecinos desistieron del recurso de queja al que apelaron ante las dificultades surgidas en el caso, que actualmente se sitúa en el Tribunal Superior de Justicia porteño.

El Urquiza en la década de 1930

El ingeniero Manuel Vila, presidente de la Junta de Estudios Históricos de Parque de los Patricios y también fundador y principal sostenedor del Foro de la Memoria de Parque de los Patricios, se mostró optimista por el consenso entre las partes, teniendo en cuenta que “en algunas etapas la situación la vimos complicada”. “El propietario contrató una excelente profesional para desarrollar un proyecto que contemple sus necesidades y las que nosotros le planteamos, a través de reclamar que lo patrimonial debía ser preservado y lo cultural debía ser regenerado”. “Planteamos algunos temas para preservar la actividad, porque no alcanza solo con dejar espacios sin indicaciones que después pueden tener otro uso y no el que correspondería. Toda una serie de elementos para que no fuera una ficción la posibilidad de la sala de cine teatro y otra sala para actividades culturales”.

“Después de cinco años de lucha queremos participar a la comunidad de este logro y felicitar especialmente a Karina Cicovin y Octavio Martín amparistas que pusieron en juego hasta su propio patrimonio, para defender el patrimonio de nuestra comunidad” –terminó señalando Vila al resaltar las virtudes de los principales actores de esta conquista vecinal.

 

 

Deje su comentario...