El “mundo feliz” de Larreta

Por Mario Bellocchio
“Hoy vi que inauguraste una pileta, que en realidad es una alfombra” (Milagro Sala)
Los juegos que en lugar de desembocar en el agua caen a una alfombra celeste

El “mundo feliz” de Rodríguez Larreta tiene características inusuales. Maneja su “hipnopedia”(1), como el de Aldous Huxley pero, productivamente, además de inducir al consumo y al trabajo agrega el ocio playero como virreinal concesión del monarca porteño. Claro que playa, lo que se dice playa, para no ser duna o desierto, necesita imprescindiblemente agua. No basta el arenero y el prolijo sembrado de sombrillas ¡amarillas!, y reposeras ¡amarillas! para proclamar –seguramente con un gasto mayor que proveer el vital elemento líquido– a voz en cuello la “10ª edición de Buenos Aires playa”. Requiere también una intensificación de la “hipnopedia” para convencer a los que no se pueden ir de vacaciones de que el plástico de color azul que se despliega en el piso de la “playa” porteña es una pileta de natación. ¿Alguien le explicó a Larreta que éstos seres humanos no fueron cultivados en botellas como los de Huxley? ¿O él lo deduce por la forma en que votan?

Lo concreto es que, paralelismo con la célebre novela aparte, el Jefe de Gobierno ha introducido a su pretenciosa concreción anual de convertir en playa un par de sectores de la ciudad, un elemento que le va a pelear el cetro de “alarde de obra vacía de contenido”  a la “cabina anti estrés”. La literalidad de “vacía” le otorga ventaja a la “pileta dibujada carente de agua”, sin duda alguna la realización más berreta de Larreta.

Niños correteando sobre la alfombra celeste

Desde otros designios, como si se hubiera querido subrayar el despropósito, el Parque de los Niños, uno de los lugares “playeros” señalados, debutó el miércoles 10 con un  corte de agua que afectó las instalaciones de duchas, juegos acuáticos  y bebederos durante las horas más ardientes de una jornada sofocante. Se calcula que más de 3000 personas visitantes del predio padecieron la carencia de agua.

Ignorantes –por hermetismo conceptual de los cerebros que pergeñan estas cosas– de las razones que impiden a Larreta concretar la instalación de verdaderas piletas uno tiene derecho a preguntarse cómo pudo Milagro Sala hacer sus 18 instalaciones en Jujuy. Dice Milagro en carta abierta al mandatario porteño:

Parque Acuático del barrio Tupac Amaru en Jujuy

Soy Milagro Sala. Te escribo desde la prisión sui generis que inventaron especialmente para mí. Si hay algo que no podemos negar es el nivel de creatividad que tienen. Justamente hoy vi que inauguraste una pileta, que en realidad es una alfombra.

Mirá Horacio. En este encierro al que me condenaron solo por ser negra, tengo tiempo. Como sabrás nosotros además de las miles de viviendas construimos 18 piletas, entre ellas la del Parque Acuático que es la más grande del noroeste argentino. Si necesitas algún tipo de asesoramiento contá conmigo. Yo no soy rencorosa, y si tu intención es hacer algo que puedan disfrutar los que menos tienen, te puedo dar algunos consejos.

Abrazo – Milagro Sala – Presa política de Mauricio Macri.

¿Será que Larreta tiene miedo de que el gobernador le invente causas –como a Milagro– y lo meta preso. Hay que avisarle que en la ciudad autónoma, el gobernador es él…, y a lo mejor se anima con la zambullida.

 

(1) Hipnopedia: educación a través del sueño.

 

Deje su comentario...