El globo de ensayo

Por Mario Bellocchio.
El afamado “Porsi” (Por si pasa) La vieja táctica consiste en difundir algo desmesurado para que retroceder dos pasos aparezca como un derroche de sensibilidad.

Digamos que si se anuncia, por ejemplo, que la electricidad aumenta el 1500 por ciento –pura imaginación de mi parte– y luego, en las boletas,  “sólo” aparece una desmesura de 500 por ciento –vale decir que sus tarifas se multiplicarán por ¡¡cinco!!– esa aberración se traslada a la consideración pública con la sensación de alivio del gangrenoso a quien le habían diagnosticado la pérdida de sus cuatro miembros y le anuncian “la buena nueva” de que sólo le van a cortar una pierna.

Este salvaje “sinceramiento” al pueblo todo, ese pueblo que “vivió engañado” durante doce años a través de subsidios aplicados a su consumo y a la producción de bienes nacionales, no repara en partidarios y opositores. Le cae también a los que no aguantaban más a “la yegua” y eligieron el cambio. ¡Ajo y agua!!

Seguramente la “sensación” del aumento del pan –alimento vital y más  imprescindible cuanto más humilde es su destino– será un resignado “menos mal” ante el 25 por ciento de su incremento frente a un anunciado de 70.

Ya se ha lanzado el globo “boleto de colectivo” a 11 pesos que, como corresponde al modus operandi implementado, será redondeado en 10 para “alivio” de los afectados por el grosero incremento de sus concurrencias al trabajo.

Mientras tanto, el Director Ejecutivo de la ANSES, Emilio Basavilbaso, anuncia que a partir del 1º de marzo, a través de una resolución de la Secretaría de Seguridad Social  –Juan Carlos Paulucci Malvis–, se modifica la fórmula de cálculo de los aumentos a jubilados y pensionados que ordena la Ley de Movilidad Previsional. Otra adopción gubernamental: “cambiemos” disposiciones de Ley con decretazos externos al Congreso.

En este caso, la modificación determinaría que a partir de ahora los incrementos de marzo y septiembre de cada año serían más bajos que los que hubieran correspondido con el sistema anterior.

La suba correspondiente a marzo, calculada con el nuevo método, sería para los jubilados, pensionados, pensiones no contributivas, ex combatientes de Malvinas, titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y asignaciones familiares de los trabajadores formales, del 12,65 por ciento.

La resolución, cuya aparición en el Boletín Oficial fue postergada, resultó petardeada por propios y ajenos tal como las acostumbradas desmesuras tiradas a modo de prueba. ¿Se trata de un nuevo globo de ensayo o estarán reculando en chancletas?

Hete aquí que en medio de la sesión Extraordinaria en la Cámara de Diputados, los legisladores que trataban los cambios a la Ley de ART, se enteraron de las modificaciones pretendidas a fuerza de decreto y saltaron varias “térmicas” tanto opositoras como oficialistas. No estuvo ausente la “fiscal nacional” Elisa Carrió quien solicitó una cuestión de privilegio en el mismo recinto para evaluar el tema. “Mientras le recortan los derechos a los trabajadores por ley, el Poder Ejecutivo baja jubilaciones y pensiones por Decreto. Completita”, tuitió la diputada del Frente para la Victoria Juliana Di Tullio.

En la conferencia de prensa de hoy, jueves 16, el presidente Macri hizo gala de su acostumbrada naturalidad para el engaño ab-usando de su sonrisita afable-irónica para comunicar –¡loado sea!– que el recálculo es privativo de los GPS y no va a ser aplicado –por ahora, se ocupó en resaltar– y que los jubilados  van a  recibir sus aumentos con la vieja fórmula “legal”. Levantó la vista esperando que la claque generara un aplauso que no hubo y continuó: “Este gobierno después de años y años de reclamos de nuestro abuelos hizo una reparación histórica. Una sociedad que no respeta a sus abuelos, a su trabajo y su tradición es una sociedad difícil de transitar”. Se declaró, sin sonrojarse, estar orgulloso de “ser el presidente que puso fin a esa enorme estafa con los jubilados”.

Y continuó: “No perdamos de vista la segunda buena noticia que es que el índice que salió, 12 coma algo, da casi cuatro puntos por encima del índice de inflación del semestre pasado, quiere decir que los ingresos de los jubilados están empezando a recuperar valor, van a tener mayor capacidad adquisitiva”.

El delicado sofisma1, producto de las pacientes enseñanzas del maestro Jaime Duro de Barba, esconde prolijamente la verdad de la milanesa: la recuperación semestral de las asignaciones, con el cálculo viejo ahora reestablecido, sería de un 3,76 %, sí, es cierto–12,96 de aumento menos 9,2 de costo de vida–.

Lo que Macri se cuida de revelar es la pérdida del semestre anterior: ¡¡14,1%!!: los jubilados recibieron en septiembre el 15 por ciento y la inflación del primer semestre fue del 29,12.

El affaire del Correo, el curro con los jubilados que “recuperan” 4 puntos de poder adquisitivo luego de haber perdido –sólo en el semestre anterior– ¡14!… Parece que los juegos infantiles tienen su prédica: “pelito pa’ la vieja”, “lo pasado, pisado”…, estaría haciendo falta que alguien apareciera corriendo a dar el

“¡piedra libre para todos los compañeros!”.

 

1. Del lat. sophisma, y este del gr. ??????? sóphisma. 1. m. Razón o argumento falso con apariencia de verdad. (Real Academia Española).

2. Los datos de este párrafo pertenecen al INDEC.

Deje su comentario...