El desguace del CONICET

Roberto Salvarezza: “Lino Barañao perdió el respeto de la comunidad científica”

En una entrevista con APUTV, el ex presidente del CONICET y actual diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, analizó la situación del sistema científico y tecnológico nacional. “La disolución del ministerio es el corolario de dos años y ocho meses de desguace del sistema científico-tecnológico por parte de este gobierno”.

Por José Cornejo

 

Agencia Paco Urondo: ¿Está destruida la ciencia argentina?

Roberto Salvarezza

Roberto Salvarezza: Los procesos de construcción o destrucción de la ciencia tienen sus tiempos. En el caso del CONICET tenemos cerca de 24 mil personas entre científicos, becarios, técnicos y administrativos. Lo que es un organismo federal también tenés 250 institutos distribuidos por todo el país. Entonces, para cambiar o modificar esta matriz poblacional tenés que tener una política muy agresiva.

APU: ¿Qué reflexión le despierta la disolución del ministerio de Ciencia y Tecnología?

R.S: Es el corolario  de los dos años y ocho meses que Macri estuvo en el gobierno y se dedicó a desguazar pieza a pieza el sistema científico-tecnológico del país. Estamos hablando, además del CONICET, del plan nuclear con el cierre de Atucha III, ARSAT con las consecuencias que le trae al INVAP que no puede pagar los sueldos;  los despidos en el INTI, SENASA y Agroindustria, y la importación de patrulleras israelíes que no deja que Astilleros las construya. Todo esto contrasta con el gobierno de Néstor y Cristina Kirchner.

APU: Las grandes empresas argentinas deberían defender la tecnología, ¿por qué no lo hacen?

R.S: En realidad tenemos muy pocas empresas argentinas de gran volumen que sean competitivas a nivel internacional. Techint tiene sus departamentos de desarrollo donde interaccionan con el sistema científico. Pero el conglomerado industrial que podría estar interesado en la innovación son las pymes. Son las que deberían recurrir al Estado. En este contexto las pymes están liquidadas con las tarifas y las importaciones. Hace unos años atrás teníamos más de mil empresas pequeñas por año que buscaban ayuda en el sistema científico y tecnológico.

APU: ¿Cómo Lino Barañao que fue el máximo representante de este tejido científico permanece en un proceso de desguace del sector?

R.S: Creo que Lino es eficiente. Bajo una política de construcción y crecimiento del sistema científico se desempeñó correctamente. Fue un buen gestor. En esta etapa, Macri lo dejó bajo la apariencia de conservar las políticas de Estado y mantener lo que había sido exitoso durante el kirchnerismo. Hizo todo lo contrario. Se dedicó a desguazar el sistema científico tecnológico de Argentina. Entonces, en el desguace también fue eficiente porque se encargó de justificarlo todo el tiempo. Es increíble porque tuvo que ir en contra de lo que él mismo hizo. Barañao ha perdido el respeto de la comunidad científica más allá de la ideología. Lo que no podes hacer en nuestra comunidad es mentir. Un científico que miente es exonerado. Él y Alejandro Ceccatto dijeron que el CONICET creció durante el 2015 porque “habíamos metido gente por la ventana”. Nosotros crecimos un 10% todos los años con una misma pendiente y están los datos. Ambos mintieron para justificar el desguace de Macri.

 

Ver la entrevista completa:  https://youtu.be/F98oneqr920

Deje su comentario...