El CC “La Imaginería” convoca

El Centro Cultural La Imaginería de  33 orientales 1150, dado el curso general de los acontecimientos en nuestro país que se agrava a cada minuto, convoca…

El 16 de enero de 2016, en ese laboratorio de aniquilación de derechos y garantías que es Jujuy, se encarcelaba a Milagro Sala –sin pruebas, sin razón, sin otro propósito que la venganza– y daba comienzo un plan sistemático de desarticulación de todo lo que laboriosamente se había reconstruido desde aquellas trágicas jornadas de 2001. Vivimos, tal como se ha hecho oír desde distintos sectores con los que nos sentimos hermanados, en un Estado de excepción permanente.

La actual alianza gobernante vino a asestar un golpe en el espinazo de la Patria. A destruir ese tesoro que es la tradición nacional-popular argentina. Ese «dolor que nos gusta», para decirlo siguiendo a Leopoldo Marechal.

Son una contrarrevolución cultural y social. La pata civil del genocidio. Han puesto en marcha un verdadero plan de destrucción sistemática de todas y cada una de las conquistas de los años precedentes. Congelamiento y subejecución presupuestaria, paralización de las obras de infraestructura y del desarrollo satelital, anulación de convenios con las universidades públicas, cancelación de los programas de extensión y articulación universitaria, caída del poder adquisitivo de los salarios de docentes, profesionales e investigadores, transformación acelerada de las escuelas en comedores para satisfacer las necesidades de los nuevos millones de pobres generados por la devaluación, la inflación, el tarifazo y los despidos masivos. Produjeron la más colosal transferencia de recursos hacia los sectores más concentrados de la economía y del capital especulativo, junto con un endeudamiento que compromete seriamente nuestro futuro.

Toda transferencia de recursos —lo hemos venido experimentando desde la noche y la niebla de los 70— en que los muchos pagan la fiesta de los pocos, exige, necesariamente, la destrucción de toda manifestación (simbólica o material) que remita a la movilización popular, la puja distributiva, las experiencias cooperativas o la integración latinoamericana. Pero también requiere de una estrategia comunicacional y de un sistemático bombardeo mediático que le permitan erigir los nuevos chivos expiatorios sobre los que se derramará (he aquí la única modalidad posible del derrame) la venganza y el odio. Una auténtica maquinaria financiera-jurídica-mediática.

Ante este verdadero plan sistemático orientado a saquear nuestros ingresos y recursos, a ignorar los derechos conquistados, y a descargar sobre los sectores populares una batería interminable de agresiones, estigmatizaciones, extorsiones y violencias en ascenso, el Centro Cultural La Imaginería te convoca con el propósito de intercambiar ideas e incertidumbres, iniciativas posibles y preocupaciones comunes, con el objetivo de continuar resistiendo este crimen organizado, desarrollando propuestas creativas, proponiendo tareas cooperativas, promoviendo acciones solidarias, pensando, debatiendo, creando, militando.

Es preciso acompañar el creciente estado de movilización social favoreciendo la recuperación de un proyecto de convivencia democrática, justicia social y cultura crítica. Las grandes movilizaciones por los derechos del trabajo y de género, anuncian un horizonte vital de luchas y reencuentros. Es imprescindible crear nuevos espacios de confluencia que hagan posible, bajo deliberaciones autónomas y comprometidas, otro por-venir.

La persecución político-jurídico-judicial que el Estado está orquestando contra Milagro Sala y Cristina Fernández de Kirchner constituye una clara demostración de la ausencia de los límites que debieran haber generado mínimas exigibles condiciones democráticas. Hay por delante una vasta tarea de crítica de las políticas económicas, sociales, científico-tecnológicas, jurídicas, mediáticas, comunicacionales, artísticas y culturales que está desplegando la alianza gobernante.

Son necesarias nuevas ideas de lucha y compromisos, y nuevos recursos intelectuales y morales para combatir las maniobras de sujeción espiritual y material.

Recogemos aquí las preocupaciones comunes que han motivado alertas del mismo signo, con las que deseamos confluir y de las que tomamos su aliento esencial. El ataque sostenido sobre la educación pública en todos sus niveles, la ciencia y las artes cinematográficas, las ciencias jurídicas y sociales en todas sus formas de institucionalidad, el cine nacional y la cultura del libro en todos sus aspectos, están en las motivaciones de esta convocatoria.

La escalada represiva es elocuente y habrá de exacerbarse frente a la política de ajuste permanente. Enfrentamos un estado policial como núcleo definitivo del macrismo. La eliminación lisa y llana de ministerios como Trabajo, Salud, Cultura, Medio Ambiente y Ciencia y Tecnología, es expresión elocuente de la motivación de racionalidad criminal que los mueve.

Es imperioso contribuir, con todas nuestras fuerzas, a una labor de imaginación creativa que establezca puentes de articulación y organización sistemática entre la fuerza de la movilización colectiva, y el fortalecimiento de la acción políticoconstructiva, enriquecida por una deliberación y producción periódica de actos y enunciados públicos con el afán de dotarlo a la vez, de más amplias bases políticas y sociales.

Centro Cultural La Imaginería. 33 orientales 1150. CABA

Buenos Aires, septiembre de 2018.

Deje su comentario...