Curiosidades porteñas

Curiosidades de la Ciudad de Buenos Aires extraídas del libro “Las mil y una curiosidades de Buenos Aires” de Diego Zigiotto*, editorial De los Cuatro Vientos, Buenos Aires, 2007.

El recorrido que plantea el libro abarca no sólo datos históricos, apostillas y particularidades urbanas, sino también, detalles asombrosos, insólitos o curiosos de cada uno de los barrios porteños.

  • La Ciudad tiene 2.154 arterias entre calles, avenidas, pasajes y autopistas, de las cuales los nombres más repetidos son de militares (338 arterias), seguido por juristas (128), políticos (83) y batallas (75).
  • La calle más angosta es Santa Magdalena, en Barracas, (N de la R: durante una cuadra de su recorrido, la foto que ilustra este artículo) y la más corta es Emilio Pettoruti, en Recoleta. Pero la más larga del mundo no es Rivadavia, que ni siquiera es la más larga de Buenos Aires: tiene 18,5 km mientras que la General Paz llega a más de 24 km. Tampoco es la 9 de Julio la avenida más ancha del mundo.
  • El barrio más grande es Palermo con 17,4 km2 y el más chico, Villa Ortúzar, con 1,2 km2. Por otra parte, en ninguno de los 48 barrios porteños hay más hombres que mujeres.
  • El barrio de Belgrano fue capital de la Argentina entre junio y septiembre de 1880, en tanto se dirimiera qué ciudad lo sería. Según el libro, los legisladores sesionaron en el edificio de la Municipalidad local, actual Museo Histórico Sarmiento y le regalaron en conmemoración el reloj para su torre.
  • El barrio de Caballito debe su nombre a una veleta, justamente con la forma de un pequeño caballo que pertenecía a la pulpería de Nicolás Vila. “Este había comprado en 1821 una vieja nave ballenera, la desarmó y utilizó sus tablones como paredes de su flamante local, en el ángulo sudoeste de Rivadavia y Emilio Mitre. Además instaló el mástil del barco en el frente y en lo alto la veleta de latón. Como en este lugar hacían paradas las galeras y carretas, todos decían que iban hasta el caballito. Así, en 1830, se formalizó ese nombre para el creciente suburbio ()”.
  • En el año 1603 se encuentra identificado el primer médico de la Ciudad, Pedro Díaz. “Se sabe muy poco de esta persona, sólo que era portugués. La mayoría de los médicos que actuaron en la Buenos Aires colonial eran de esa nacionalidad”.
  • En 1611 se inauguró el primer hospital, tenía capacidad para 20 camas y se ubicaba en el barrio de Monserrat en las manzanas comprendidas entre las calles México, Chile, Balcarce y Defensa.
  • La primera cervecería de Buenos Aires la abrió en 1740 el médico inglés Robert Young, empleado de la South Sea Company. En ella se desempeñaban compatriotas y seis esclavos.
  • En 1875 se inauguró el primer parque público, el Tres de Febrero, conocido popularmente como “los bosques de Palermo” () En la inauguración, Avellaneda plantó una magnolia que aún puede verse en la avenida Berro, entre Casares y Sarmiento, frente al Jardín Japonés.
  • “¿Por qué los terrenos tienen la curiosa medida de 8,66 m de frente Porque antiguamente se usaba como unidad métrica la vara, que medía 0,866 m. O sea, los terrenos tenían 10 varas de frente ()”.
  • “Los libros más valiosos que posee la Biblioteca Nacional son 20 incunables, entre los que se destacan las Quaestiones de Potentia Dei, de Santo Tomás de Aquino, de 1476 y un ejemplar de La Divina Comedia de Dante Alighieri, publicado en 1484 ()”.
  • “Entre otras curiosidades, Zigiotto menciona las del lenguaje porteño. Por caso, la palabra “patovica” de boliche bailable la cual explica surgió de una marca de patos que se vendía hace años “Vica” y sus productos eran famosos por tener el doble de pechuga y estar alimentados en base a hormonas.
  • El edificio de la AFIP, en Balcarce 139 alberga en su interior al antiguo Congreso Nacional, que funcionó entre 1864 y 1905.
  • Los sorrentinos son originarios de Sorrento, no la ciudad italiana, sino el restaurant ubicado en Corrientes 668.
  • El inventor del sándwich de pavita es el bar Trianón, hoy en Boedo al 800, en el año 1940. La gente hacía cola para degustar ese novedoso plato. Hasta –se dice– llegó a concurrir el presidente Juan D. Perón.
  • Algunas cifras interesantes que se incluyen también en el libro son las siguientes: que hay 21 villas de emergencia en la Capital, 29 calesitas –la más antigua data de 1940–, 170 toneladas pesa el Obelisco, que hay 250 especies de aves en la Reserva Ecológica de la Costanera Sur, que son 720 las plazas y que la Biblioteca del Congreso Nacional atesora 1 millón de piezas bibliográficas.

 

(*) Diego Zigiotto, su autor, es un joven porteño, periodista y Técnico en Turismo que tuvo la capacidad de generar un “mix” entre sus áreas de conocimiento, primero organizando una serie de circuitos para turistas más que originales Buenos Aires Misteriosa, 100 Curiosidades de Buenos Aires, entre otros- y ahora, volcándolas en un texto que salió a la venta recientemente.

 

Deje su comentario...