Cetto y la confianza. Bauza y la cautela

Cetto y la confianza

El jueves pasado, por la Copa Argentina, dentro del contexto de un partido flojo, Mauro Cetto cometió el penal que le entregó a Racing la victoria y a San Lorenzo la eliminación. Tres días después, sin embargo, tuvo la chance de dar vuelta la historia… “Necesitaba una revancha”, declaró el defensor como desprendiéndose de una pesada carga. El dulce sabor del desquite tardó poco en aparecer.

“Me había quedado mal desde el jueves. Por suerte conseguimos la victoria”, comentó el defensor. A pesar de haber comenzado el partido con cierto nerviosismo –y con algunos murmullos de fondo cada vez que tocaba la pelota–, el “Colo” se fue asentando. Y existió una jugada que terminó de darle esa inyección de fe que necesitaba: el gol. Martín Cauteruccio ejecutó muy bien un tiro libre desde la izquierda, Saja no logró contenerlo, la pelota dio en el travesaño y el rebote quedó ahí, para que el zaguero del Ciclón se tirara de palomita para marcar el uno a cero. “Ante la bronca, estuve tres días golpeado y sé que me tocó rápido tener una revancha”, “Estoy muy contento, se consiguió un triunfo importantísimo ante un equipo peligroso. Hay que seguir”, sostuvo el zaguero, quien jugó en lugar de Matías Caruzzo –suspendido–, que volverá ante Tigre.

 

Bauza y la cautela

Mientras tanto, el ínclito entrenador azulgrana, Edgardo Bauza, se pronunció sobre sus objetivos: “Queremos salir campeones y clasificar a la Libertadores”, dijo, para el amplio círculo que abarca desde quienes lo ven como un reflexivo obtenedor de resultados hasta quienes rechazan –dicen– su excesiva cautela. Habló, luego de la victoria ante Racing Club, sobre el desarrollo del encuentro y las metas del equipo de cara al cierre del campeonato. Además, se refirió a la actitud de sus dirigidos y a la lesión de Sebastián Blanco.

Bauza comenzó analizando el desarrollo del encuentro: “Hoy gastamos mucho la nafta que nos quedaba. Racing lo salió a buscar y se dio un encuentro de mucha intensidad. Sin embargo a veces defendemos muy atrás. Lo que nos pasó en el segundo tiempo, es porque el equipo pierde la pelota y no logra manejarla”.

A continuación remarcó la actitud de sus dirigidos: “Estamos dando todo más allá del resultado. A los jugadores no se les puede reprochar nada porque siempre dan todo. Aún nos quedan dos compromisos para llegar con chances a los últimos tres partidos, que es lo que quiero”. “Jugamos un partido para monopolizar la pelota y que no suceda lo que nos pasó por Copa Argentina. Nos faltan jugadores importantes, porque estando Pablo Barrientos, Leandro Romagnoli y Sebastián Blanco, la tenencia de pelota es mucho más fácil”, consideró el entrenador.

Con respecto al rendimiento tanto en ataque como en defensa, expresó: “Obligamos a Racing en el primer tiempo a defenderse bastante, en el complemento, la entrada de Camacho, que es más ofensivo nos complicó realmente. Por su parte, Cetto y Yepes fueron fundamentales para sostener a Racing en la última media hora”.

A su vez, se refirió a la lesión de Sebastián Blanco quien tuvo que salir reemplazado a los 34 minutos del primer tiempo: “Lo de Blanco es un desgarro en el isquiotibial de la pierna izquierda. Lo va a tener los dos próximos partidos afuera. Veremos si puede llegar para el compromiso ante Rosario Central”.

Además, se refirió a las bajas que tiene San Lorenzo de Almagro para el próximo partido ante Tigre, en Victoria: “Veremos con qué jugadores puedo contar el sábado. Hay cuatro o cinco que quedaron mal. Barrientos al encuentro ante Tigre no llega, Blanco tampoco, Ortigoza no podrá jugar por acumulación de amarillas, así que veremos quienes son lo que mejores están y ahí definiremos quién juega”.

“Nuestros objetivos son dos: salir campeones y clasificar a la Copa Libertadores. Estoy muy contento, porque el triunfo de hoy es muy importante, le sacamos tres puntos más a Racing. Cuando jugamos finales, el rival es un obstáculo más. Veo un final del torneo durísimo, si analizás el fixture todos están complicados”, señaló finalmente.