Buenos Aires de remate

Larreta pretende enajenar bienes nacionales sin pasar por el Congreso

El GCABA envió un proyecto a la Legislatura para vender dos parcelas lindantes –unos 27 mil metros cuadrados en la Boca– ubicadas entre las calles Brasil,  Caboto, Gualeguay, Arnaldo D´Espósito y la avenida Pedro de Mendoza. Ambas pertenecen a la Administración de Bienes del Estado. La Constitución Nacional otorga facultades sólo al Congreso de la Nación para “Disponer del uso y de la enajenación de las tierras de propiedad nacional” ( art. 64 – inc. 4º de la Constitución Nacional de 1853 y modificaciones, y art. 75 – inc. 5 de la de 1994).

El sudeste de la Capital. En la parte superior, sobre la continuidad de Brasil, los terrenos aludidos.

Se trata de dos fracciones que totalizan unas 2,7 hectáreas compuestas por una de 15.824 m2, cuya tasación se eleva a la suma de 107 millones de pesos. Y otra lindante de 11.507 m2, tasada en 221 millones de pesos.

Según el proyecto del Ejecutivo, el 35% de los predios deberá ser destinado a nueva urbanización y el 65% restante a espacio público, “preferentemente” parquizado. El objetivo es que la Legislatura autorice la construcción de edificios de perímetro libre con una altura de 90 metros sobre la avenida Brasil y colectora de Autopista (30 pisos) y de 60 metros sobre las calles Gualeguay y Caboto (20 pisos).

La capacidad total de edificabilidad de 150 mil metros cuadrados –con un promedio de 80 metros cuadrados por vivienda– indica que se estaría autorizando la construcción de 1.875 viviendas (una población adicional a la zona de 5.000 personas) Un drástico cambio de la fisonomía del barrio.

En Catalinas Sur existen, en once manzanas, cerca de 10 mil personas (28 edificios y cinco complejos dúplex). Aquí en algo más de dos manzanas se pretende incrementar la densidad poblacional en un 50%.

El famoso ¡Viva la Pepa! inmobiliario porteño ahora respaldado por los votos a Carrió, pretende dar un zarpazo más, con rezonificación y todo. El 7 de agosto, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, remitió a la Legislatura de la Ciudad el proyecto de ley (Exp. 2237-J-2017) para habilitar la construcción de un emprendimiento inmobiliario de gran envergadura en los terrenos que se nombran como “Catalinas Sur 2”. Son las dos parcelas aludidas que actualmente tienen Zonificación Urbanización Futura (UF) y se propone rezonificarlas con una normativa urbanística especial “Catalinas Sur 2”. Todo a espaldas del Congreso Nacional, imprescindible aprobación constitucional para la venta de terrenos de propiedad de la Nación.

El nuevo Interbloque Vamos Juntos (PRO, Coalición Cívica y Confianza Pública), aprovechando que alcanzan por sí mismos la mayoría absoluta en la Legislatura más el apoyo de la sociedad porteña dada en las últimas elecciones, decidió acelerar el tratamiento legislativo del proyecto para que el negocio inmobiliario esté definitivamente aprobado a fin de año.

El jueves 17 de agosto se trató  el proyecto de ley en reunión de asesores de la Comisión de Planeamiento de la Legislatura. No asistió ningún funcionario del Poder Ejecutivo a informar y defender el proyecto. A pesar de que dijeron que tendría tratamiento en varias reuniones se anunció el mismo día que este martes 22 de agosto el proyecto será tratado en   la Comisión de Planeamiento a fin de ser votado por el cuerpo legislativo la semana próxima.

La parte de los terrenos que da sobre la calle Gualeguay (a la derecha)

“Este proyecto es parte de la venta sistemática de tierras públicas únicamente con el objetivo de favorecer los intereses de las constructoras y grandes desarrolladoras inmobiliarias. Forma parte de la intención del GCABA de extender Puerto Madero hacia la ribera del Riachuelo. Conjuntamente se debe analizar el proyecto con la determinación del nuevo Polo de Desarrollo Urbano en la Isla Demarchi, el nuevo Código Urbanístico, el Distrito de las Artes, el Paseo del Bajo, etc”, opinaba Jonathan Baldiviezo del Observatorio del Derecho a la Ciudad.

Deje su comentario...